Premios Oscar

El factor ‘biopic’: más razones para apostar por el Oscar a Renée Zellweger

Las estatuillas recaen más veces en actrices y actores que han encarnado a personajes de la vida real de las que les correspondería por simple estadística

Renée Zellweger, en el papel de Judy Garland. En vídeo, tráiler de 'Judy'.

El factor biopic existe. Por lo menos en Hollywood. Entre crear un personaje desde cero, sin un modelo a seguir, o recrear los movimientos, la mirada y la inflexión de la voz de un personaje que ya ha transitado por la Tierra en la vida real, sean famosos o no, parece ser que en la industria del cine estadounidense prefieren lo segundo, dada la frecuencia con la que los miembros de la Academia premian con sus Oscars a los intérpretes de biopics. Desde que los años empiezan por el dígito 2 del nuevo milenio, los actores y actrices principales en películas biográficas se han llevado más de la mitad de los premios: 20 de 38 posibles entre 2000 y 2018. En concreto, 11 hombres y nueve mujeres. Y, sin embargo, este tipo de papeles no son mayoritarios en el conjunto de los que se filman, y tampoco entre los que finalmente son nominados (el 32% en el periodo citado).

En el recuerdo quedarán para siempre Meryl Streep en 2011 por su interpretación de Margaret Thatcher en La dama de hierro; o Marion Cotillard en La vida en rosa, donde interpreta a la cantante francesa Édith Piaf; o hasta Julia Roberts encarnando a la mujer luchadora que daba nombre al film Erin Brockovich. En el apartado masculino, también han marcado un hito la victoria en la última edición de Rami Malek, que dio luz al líder de Queen Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody; Eddie Redmayne en 2014, en la piel del científico Stephen Hawking en La teoría del todo; o Jamie Foxx en 2004, como Ray Charles en Ray.

“El biopic es un género antiguo que surge en los años treinta en el cine americano”, explica el escritor e historiador del cine Román Gubern, que pone como ejemplo una famosa película de 1936 sobre el científico Louis Pasteur, dirigida por William Dieterle y que supuso un Oscar para el actor Paul Muni. “Y se ha puesto de moda en los últimos años porque ofrece unos modelos de conducta con los que uno se puede identificar: las virtudes patrióticas, militares, científicas, emocionales del personaje se convierten en unos tipos que conducen a la identificación del público con ellos”.

¿Está ahora de moda? “Efectivamente, estoy seguro de ello”, asegura rotundo Gubern. “El cine funciona a través de modas, e igual que ha habido una reciente sobre la Primera Guerra Mundial, hay una cierta moda sobre el valor de los personajes ejemplares, por su valor, por su belleza, por su tragedia, véase Dreyfus o véase Judy Garland…”, explica en referencia a la reciente película de Roman Polanski El oficial y el espía (J’accuse, 2019), que recrea el caso Dreyfus, y a Judy (2019), de Rupert Goold. Un filme, este último, donde el papel de la actriz y cantante Judy Garland ha sido interpretado por Renée Zellweger, nominada al Oscar en esta edición y principal favorita a obtenerlo tras ganar prestigiosos premios como el Globo de Oro, concedido por la prensa extranjera de Hollywood, o el Bafta, el galardón de la academia británica.

“No por tener una referencia al interpretar a un personaje conocido vas más seguro, es más, yo creo que el riesgo es mayor”, explica Karra Elejalde, nominado a la última edición de los Goya por su interpretación de Miguel de Unamuno en la película Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar. Y afirma que son dos tipos de papeles muy diferentes, cada uno con sus riesgos. “Cuando tienes que hacer un personaje partiendo de la nada tienes crearlo, y como no tienes referentes existe esa libertad pero también está el esfuerzo de elaborar algo que no existe, y cuando tienes que hacer un personaje que ya existe tienes que recrearlo, tienes que tener esa capacidad de imitador, tienes que estudiar a ese personaje que vivió”, añade Elejalde (Vitoria, 59 años), que apunta que en su vida ha hecho muchos más personajes de ficción que reales.

En cuanto a la posibilidad de que haya un mayor reconocimiento del público y la crítica hacia los papeles en un biopic, Elejalde lo matiza: “Se reconoce solo si se acierta, en el caso de Unamuno era un papel de alto riesgo”. Pero señala que cada papel es un mundo y que no hay una receta fácil: “Los personajes hay veces que te salen y otras que los haces, y muchas veces el esfuerzo es inversamente proporcional al resultado”.

En el caso de Mientras dure la guerra, se lamenta de que no tuviera la suerte de disponer de más documentos que le permitieran conocer mejor la gestualidad, la manera de caminar o las inflexiones de la voz del filósofo vasco, pero se muestra muy satisfecho de la acogida que ha tenido la película finalmente.

Si el pronóstico de la crítica se cumpliera, será Zellweger la que levante la estatuilla el próximo domingo (madrugada del lunes en España), aunque este año se enfrentará en ese repóquer de nominadas a dos colegas enroladas en biopics, Charlize Theron, que interpreta a una periodista real, Megyn Kelly, en Bombshell, y a Cynthia Erivo, que encarna a Harriet Tubman, una luchadora por los derechos de los afroamericanos esclavizados, en Harriet.

Quizá lo tenga más difícil el domingo Jonathan Pryce, en el papel de Jorge Mario Bergoglio en la película Los dos papas. Pryce, nominado a los Globos de Oro pero superado hace días por el favorito Joaquin Phoenix (Joker), se enfrenta como único personaje real a cuatro papeles ficticios, a cargo de Phoenix, Antonio Banderas, Leonardo DiCaprio y Adam Driver. Solo el factor biopic podría darle la victoria en los Oscar. Aunque si se escarba un poco, en dos de estos papeles a concurso existen muchos aspectos autobiográficos de sus propios directores. Es el caso del papel de Banderas en Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar; y del de Driver en Historia de un matrimonio, de Noah Baumbach. Pero el falso biopic es otra historia.

2018. OLIVIA COLMAN

La favorita.


Director: Yorgos Lanthimos.


Papel: Ana Estuardo (1665-1714), reina de Gran Bretaña e Irlanda.


Rivales: Yalitza Aparicio, Glenn Close, Lady Gaga y Melissa McCarthy.

2008. SEAN PENN

Mi nombre es Harvey Milk.


Director: Gus Van Sant.


Papel: Harvey Milk (1930-1978), político estadounidense y activista a favor de los derechos de los homosexuales asesinado en 1978.


Rivales: Richard Jenkins, Frank Langella, Brad Pitt y Mickey Rourke.

2018. RAMI MALEK

Bohemian Rhapsody.


Directores: Bryan Singer y Dexter Fletcher.


Papel: Freddie Mercury (1946-1991), lider de la banda Queen.


Rivales: Christian Bale, Bradley Cooper, Willem Dafoe y Viggo Mortensen.

2017. GARY OLDMAN

Darkest Hour.


Director: Joe Wright.


Papel: Winston Churchill (1874-1965), primer ministro del Reino Unido.


Rivales: Timothée Chalamet, Daniel Day-Lewis, Daniel Kaluuya y Denzel Washington.

2015. LEONARDO DICAPRIO

El renacido.


Director: Alejandro González Iñárritu.


Papel: Hugh Glass (alrededor de 1783-1833), cazador, explorador y comerciante de pieles en Estados Unidos. Su vida ya inspiró El hombre de una tierra salvaje (1971), de Richard C. Sarafian, con Richard Harris como protagonista.


Rivales: Bryan Cranston, Matt Damon, Michael Fassbender y Eddie Redmayne.

2014. EDDIE REDMAYNE

La teoría del todo.


Director: James Marsh.


Papel: Stephen Hawking (1942-2018), físico teórico y divulgador científico.


Rivales: Steve Carell, Bradley Cooper, Benedict Cumberbatch y Michael Keaton.

2012. DANIEL DAY-LEWIS

Lincoln.


Director: Steven Spielberg.


Papel: Abraham Lincoln (1809-1865), 16º presidente de Estados Unidos.


Rivales: Bradley Cooper, Hugh Jackman, Joaquin Phoenix y Denzel Washington.

2011. MERYL STREEP

La dama de hierro.


Directora: Phyllida Lloyd.


Papel: Margaret Thatcher (1925-2013), primera ministra de Reino Unido.


Rivales: Glenn Close, Viola Davis, Rooney Mara y Michelle Williams.

2010. COLIN FIRTH

El discurso del rey


Director: Tom Hooper.


Papel: Jorge VI (1895-1952), rey del Reino Unido.


Rivales: James Franco, Jeff Bridges, Jesse Eisenberg y Javier Bardem.

2009. SANDRA BULLOCK

The Blind Side.


Director: John Lee Hancock.


Papel: Leigh Anne Tuohy (1960), decoradora de interiores y madre adoptiva de un jugador de fútlbol americano que triunfó en los Carolina Panthers.


Rivales: Carey Mulligan, Gabourey Sidibe, Helen Mirren y Meryl Streep.

2007. MARION COTILLARD

La vida en rosa.


Director: Olivier Dahan.


Papel: Édith Piaf (1915-1963), cantante francesa.


Rivales: Cate Blanchett, Ellen Page, Julie Christie y Laura Linney.

2000. JULIA ROBERTS

Erin Brockovich.


Director: Steven Soderbergh.


Papel: Erin Brockovich (1960), empleada de una oficina jurídica estadounidense fundamental en la victoria de una demanda ecológica contra una empresa.


Rivales: Ellen Burstyn, Joan Allen, Juliette Binoche y Laura Linney.

2006. HELEN MIRREN

The Queen.


Director: Stephen Frears.


Papel: Isabel II (1926), reina de Reino Unido.


Rivales: Judi Dench, Kate Winslet, Meryl Streep y Penélope Cruz.

2006. FOREST WHITAKER

El último rey de Escocia.


Director: Kevin Macdonald.


Papel: Idi Amin Dada (1925-2003), dictador ugandés, presidente del país africano entre 1971 y 1979.


Rivales: Leonardo DiCaprio, Ryan Gosling, Peter O"toole y Will Smith.

2005. REESE WITHERSPOON

En la cuerda floja.


Director: James Mangold.


Papel: June Carter (1929-2003), cantante estadounidense. Esposa de Johnny Cash.


Rivales: Charlize Theron, Felicity Huffman, Judi Dench y Keira Knightley.

2005. PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

Capote.


Director: Bennett Miller.


Papel: Truman Capote (1924-1984), escritor y periodista estadounidense.


Rivales: Terrence Howard, Heath Ledger, Joaquin Phoenix y David Strathairn.

2004. JAMIE FOXX

Ray.


Director: Taylor Hackford.


Papel: Ray Charles (1930-2004), músico estadounidense.


Rivales: Don Cheadle, Johnny Depp, Leonardo DiCaprio y Clint Eastwood.

2003. CHARLIZE THERON

Monster.


Directora: Patty Jenkins.


Papel: Aileen Wuornos (1956-2002), asesina en serie estadounidense.


Rivales: Diane Keaton, Keisha Castle-Hughes, Naomi Watts y Samantha Morton.

2002. NICOLE KIDMAN

Las horas.


Director: Stephen Daldry.


Papel: Virginia Woolf (1882-1941), escritora británica.


Rivales: Salma Hayek, Diana Lane, Julianne Moore y Renée Zellweger.

2002. ADRIEN BRODY

El pianista.


Director: Roman Polanski.


Papel:  Wladyslaw Szpielman (1911-2000), pianista polaco y superviviente judío del Holocausto.


Rivales: Nicolas Cage, Michael Caine, Daniel Day-Lewis y Jack Nicholson.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50