‘La trinchera infinita’, de Arregi, Garaño y Goenaga, candidata española al Oscar a mejor película internacional

El drama sobre los ‘topos’ de la Guerra Civil, que se estrenó con premios en el festival de San Sebastián de 2019, inicia su carrera hacia la ceremonia de la Academia de Hollywood, el 25 de abril

Antonio de la Torre, en 'La trinchera infinita'. En el vídeo, tráiler de la película.

La trinchera infinita, de Aitor Arregi, Jose Mari Goenaga y Jon Garaño, será la candidata española al Oscar a mejor película internacional. La mañana del martes, la actriz Susi Sánchez, acompañada de la productora María Luisa Gutiérrez como representante de la Academia, ha leído el título del drama elegido de un trío en el que también figuraban O que arde, de Óliver Laxe, y El hoyo, de Galder Gaztelu-Urrutia. La 93ª ceremonia de los premios Oscar se celebrará en Los Ángeles el 25 de abril de 2021. Los académicos españoles han seleccionado La trinchera infinita de entre 58 largometrajes, 22 más que en la pasada convocatoria, debido a que el periodo temporal de estreno ha aumentado: del 1 de octubre de 2019 al 31 de diciembre de 2020. Aunque ha dado igual: el trío finalista se estrenó en 2019. No es la primera vez que Arregi, Goenaga y Garaño entran en esta carrera: ya la hicieron hace cuatro años con su Loreak (2014) para los Oscar de 2016.

Más información
Sobrevivir a cualquier precio. Por CARLOS BOYERO
El camino hacia los Goya 2020: “Si todo el mundo hace series, ¿quién rodará las películas del año que viene?”

La trinchera infinita concursó en la edición del festival de San Sebastián de 2019 —donde se llegó el premio especial del Jurado, la Concha de Oro a la mejor dirección y el Fipresci de la crítica internacional—, antes de ganar dos Goyas (actriz para Belén Cuesta y sonido), de 15 candidaturas. La película relata el drama de un topo de un pueblo malagueño (encarnado por Antonio de la Torre), un perseguido por el franquismo que se encierra durante 33 años en su casa: desde el golpe de Estado en 1936 hasta la amnistía de 1969 —que se otorgó al cumplirse tres décadas del final de la guerra—. Escondido en un zulo, sin ver la luz, creando una vida familiar sui generis. Cuesta da vida a la esposa del topo, una mujer que debe reconvertirse en pilar sentimental y económico del hogar. El trío de directores, Aitor Arregi, Jose Mari Goenaga y Jon Garaño, había dirigido en parejas. Así llegaron el documental Lucio (2007), y las películas de ficción 80 egunean (2010), Loreak (2014) y Handia (2017). Han ido escalando posiciones en el cine español, creciendo en reconocimientos —Handia obtuvo 10 Goyas—.

Su inclusión en octubre en el trío preseleccionado pilló a los directores guipuzcoanos de gira de promoción en Francia, donde la película se iba a estrenar el pasado 28 de octubre, después de tener que posponer la fecha prevista en abril. Tampoco pudo ser, porque ese día se confinó el país —ironías de la vida, de eso va La trinchera infinita—. Sin embargo, su distribuidor avisó que volvería a lanzarla en cuanto abran las salas. En el resto del mundo, en 190 territorios, el drama se ha visto a través de Netflix, que la estrenó en su plataforma en febrero. Sin embargo, en Netflix EE UU saldrá este viernes 6. Según la compañía, lo realizan “animados por los grandes resultados de visionados en streaming, y conscientes del potencial de la película", tanto comercialmente como en “una apuesta estratégica" de cara a la carrera a los premios.

En la Academia, tras conocerse la noticia, Belén Cuesta y Vicente Vergara (que encarna a Gonzalo) aseguraban que la película aporta algo muy especial: “Es nuestra, habla de nuestra historia”. Y decidieron no mirar más allá: “Celebremos esto hoy y ya veremos más adelante”. Para la ganadora del Goya, “La trinchera infinita habla del miedo, de cómo marca las vidas y puede paralizar a la gente. Ese miedo condiciona la existencia de todos los personajes”. Sobre el actual paralelismo con los confinamientos, explicaron: “Mucha gente nos contaba cuando se estrenó en las plataformas casi a la vez que el estado de alarma cómo veían el paralelismo, y cómo hay encierros peores”. Algo que subraya por teléfono Goenaga: “Nos llamaban durante el confinamiento desde diversos medios como si fuéramos expertos en encierros caseros... que no lo somos. Ha sido curioso”.

Arregi, Goenaga y Garaño funcionan como una cooperativa muy eficaz. “Escuchan, colaboran, se decide en grupo, aunque de manera rápida y precisa”, cuentan sus actores. Los aludidos confirman que así es el método de trabajo de su productora, Moriarty. “Es una estrategia, pensamos que hubiera uno fijo”, dice Goenaga, que fue el elegido, “al que pudieran tener como interlocutor los actores”. Aunque después vuelve la mesa redonda: “En pre y posproducción estamos los tres, en el rodaje somos dos porque uno se encarga de los actores y otro del equipo técnico. Todos en todo sería ingobernable”, dice. Desde la oficina de Moriarty, Goenaga comenta su alegría tras el bajón que supuso el estrenus interruptus de Francia. “Me da pena sobre todo por la distribuidora de allí, que ya ha hecho dos veces ese trabajo de lanzamiento de nuestro filme”. Y habrá una tercera. “Lo veíamos venir allí mismo, pero cuando salió Macron para decretar el confinamiento justo el día del estreno... pues sí, dolió”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sobre la carrera al Oscar, de la anterior ocasión con Loreak Goenaga advierte: “En realidad, quien aprendió fue Xabier Berzosa [su productor], porque es un camino muy pautado. Pero a la vez entendemos que en esta edición todo será distinto: por la implicación de Netflix, que estaban muy atentos a esta selección y a empujar para lograr la candidatura. Y, obviamente, también cambia la situación cinematográfica por la pandemia. Con Loreak estuvimos unos diez días de reuniones, coloquios y presentaciones. Hoy eso sospecho que será online. Todo está en el aire, y ni los plazos coinciden”.

Jose Mari Goenaga aún no ha mirado los títulos que ya han presentado otros países, y confiesa una pena: “Más que como director, como espectador que ama las salas me duele un poco que La trinchera infinita no tenga un estreno en salas en Estados Unidos. A cambio, entiendo que teníamos que financiar la película, y que con Netflix hemos llegado a un montón de público". Y antes de colgar cuenta que estos días siente un poco de desasosiego: “Es que no hemos concretado aún nuestro siguiente proyecto, y hasta ahora íbamos enlazando películas. Cuando acabamos La trinchera infinita, decidimos levantar el pie del acelerador. Aunque hoy siento que me gustaría estar ya en el siguiente largo”.

La secuencia favorita de Jose Mari Goenaga de 'La trinchera infinita'

Por la pandemia, la ceremonia de los Oscar 2021, la 93ª edición, se celebrará en Los Ángeles el próximo 25 de abril, cuando inicialmente estaba prevista para el 28 de febrero. Ese día de febrero acaba ahora el periodo de presentación de candidaturas. Las shortlists, las cribas previas de algunas categorías, se harán públicas el 9 de febrero, y las candidaturas definitivas se anunciarán el 15 de marzo. El año pasado, la candidata española, Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, llegó hasta la ceremonia final, aunque finalmente ganó Parásitos, del surcoreano Bong Joon-ho.

Entre los países que ya han elegido representante están Alemania (And Tomorrow the Entire World, de Julia von Heinz), Austria (What We Wanted, de Ulrike Kofler), Bosnia (Quo Vadis, Aïda?, de Jasmina Zbanic), Croacia (Extracurricular, de Ivan-Goran Vitez), República Checa (Charlatan, de la polaca Agnieszka Holland), Georgia (Beginning, de Dea Kulumbegashvili, última Concha de Oro), Polonia (Never Gonna Snow Again, de Małgorzata Szumowska y Michał Englert), Rumania (Collective, de Alexander Nanau), Costa de Marfil (Night of the Kings, de Philippe Lacôte), Japón (True Mothers, de Naomi Kawase), Corea del Sur (The Man Standing Next, de Woo Min-ho), Canadá (Funny Boy, de Deepa Mehta) o Palestina (Gaza mon amour, de Arab Nasser y Tarzan Nasser).

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS