OBITUARIO

Josep Llobell, un músico para todo

El creador de la sintonía de Movierecord ha fallecido el 21 de junio a los 74 años

Josep Llobell, productor de Parchís y Sergio Dalma y creador de la melodia de Movierecord.
Josep Llobell, productor de Parchís y Sergio Dalma y creador de la melodia de Movierecord.

Josep Llobell i Oliver, músico de 74 años, falleció el domingo 21. Ese mismo día, su familia subió a Facebook una emotiva despedida del difunto. Reconocido por su impactante música para una cortinilla de Movierecord, la empresa que gestiona la publicidad en centenares de salas de cine españolas, Llobell también protagonizó una intensa carrera en el mundo del pop, que comenzó en el despegue del movimiento de los conjuntos, cuando tocaba saxo con Los Gatos Negros y el Golden Quartet.

Ya saben que lo que se muestra en Operación Triunfo y montajes similares es una versión edulcorada de la realidad o, si lo prefieren, la punta del iceberg. Por lo que respecta al proceso de grabación, se requiere la participación al menos de un productor, un ingeniero y/o mezlador, un arreglador, varios músicos y —por lo general— un compositor. Todas esas funciones fueron desarrolladas por Josep Llobell i Oliver en la discográfica barcelonesa Belter, tras un aprendizaje en EMI-Odeón.

Dentro de la industria musical española, Belter era serie B. Pero su carácter de outsider hizo que la empresa apostara por todo lo que prometiera ventas saludables: aparte de la copla, la rumba y el flamenco, Belter sacó baladistas, artistas pop, grupos de rock, música infantil, discos de humor y canciones del destape. Así que se encuentran las huellas de Llobell en discos de Manolo Escobar, Burning, Parchis, Peret, La Banda Trapera del Río, Fusioon, Susana Estrada o, caramba, Teresita La Mojada.

Los años de la disco music legitimaron el concepto de grupo fantasma. Josep Llobell i Oliver estuvo detrás de diferentes proyectos, comercializados por Belter o Ariola. La Orquesta Arabella ofrecía recreaciones instrumentales de canciones de éxito firmadas por Camilo Sesto Blanes. Más eco tuvieron los trabajos de Enterprise y Oliver’s Planet, que oscilaban entre piezas ingenuas de sintetizador y temas con vocación de llenapistas, a veces arropados por cuerdas y coros femeninos. Sus vinilos tienen predicamento entre coleccionistas, habiendo sido incluso recuperados en Alemania hace unos año como The Best of 1975-1980 y, más recientemente, en B Core.

Tras el nunca suficientemente explicado hundimiento de Belter, Josep Llobell trabajó como ingeniero de sonido en grabaciones de Los Burros y El Último de la Fila. Pero volvió a florecer cuando intimó con Horus, una empresa que heredó el espíritu desprejuiciado de Belter. Solo allí podían sacar sus discos de Makina Power y, glup, Makina Gregoriano. Más satisfactorias son las composiciones para Junco, David Civera, Sergio Dalma o Ana Reverte.

En compañía del chileno Alejandro Abad, Llobell ganó el Festival de la OTI en 1993 y, al año siguiente, quedó en un puesto decente en Eurovisión. Ya había aprendido a desenvolverse por los pasillos de TVE, resolviendo encargos tan diversos como la sintonía de los Juegos Olímpicos de Barcelona o el indicativo para los programas hípicos. Volvió a una de sus especialidades, las canciones infantiles, con Los Lunnis.

Hombre cordial, llevaba con resignación el hecho de que sus mayores éxitos como compositor, quedaban eclipsados por sus 20 segundos para Movierecord. Un encargo sin derechos de autor, por el que le pagaron —aseguraba— 5.000 pesetas.

Más información

Lo más visto en...

Top 50