Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente Sánchez apoya el arte contemporáneo en una multitudinaria visita a Arco

El socialista es el primer jefe del Gobierno que acude a la feria desde José María Aznar

pedro sanchez arco
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hoy, en Arco. EFE

La visita no se ha prolongado más allá de 45 minutos, pero el presidente Pedro Sánchez ha conseguido hoy en ese tiempo revolucionar la feria de Arte Contemporáneo (Arco) en su primera jornada abierta al público. Ha comenzado en Helga de Alvear, recorrido el espacio dedicado a Perú, el país invitado en esta edición y se ha entretenido en la joven galería barcelonesa Bombón Projects, la francoargelina Sabrina Amrani y las clásicas Miguel Marcos y Juana de Aizpuru, una selección hecha desde la Presidencia de Gobierno. En Ifema creen recordar que José María Aznar visitó un año la feria. Después, ningún presidente lo había hecho hasta ahora.

Sánchez ha llegado directo desde el Consejo de Ministros, pasadas las 13.45 de la tarde. Carlos Urroz y Maribel López, directores de Arco, junto al director general de Ifema, Eduardo López-Puerta, han ejercido de anfitriones, aunque han sido los propios galeristas quienes han explicado las obras expuestas. Momentos antes de la visita, Urroz valoraba la llegada de Sánchez como un gesto de apoyo al arte contemporáneo. “No vamos a aprovechar para recordarle la urgencia de contar con una buena Ley de Mecenazgo ni que se necesitan medidas fiscales que ayuden a la venta durante la feria. Esto ya se lo hemos transmitido al ministro de Cultura, José Guirao. Hoy preferimos que disfrute de la feria”.

La primera parada ha sido en la galería de Helga de Alvear, la prestigiosa galerista que ya ha confesado su simpatía política por el responsable socialista. Nacida en Alemania en 1936, aunque reside en Madrid desde 1957, Alvear confiesa estar aterrorizada por la deriva hacia la extrema derecha que se está viviendo en Europa. “Mi familia es de las que escondió a muchos judíos para que no les exterminaran. No quiero que nada parecido se vuelva a vivir y por eso no oculto a quien voy a votar”. Con todo el espacio dedicado a Julian Rosefeldt, incluida la obra Manifesto, pieza que no quieren exponer en el centro cultural Matadero, y que habla de los derechos humanos, lo más importante y cuyo respeto permite que nos llamemos personas, asegura Alvear.

En los pocos metros que separan el estand de Alvear y el espacio dedicado a Perú, los muchos visitantes que empezaban a llenar los pabellones 7 y 9 donde se celebra la feria han empezado a sumarse a la comitiva que acompañaba al presidente en una carrera casi enloquecida por hacerse un selfi en el que apareciese el presidente. Mientras seguía atentamente las explicaciones del comisario Jorge Villacorta, una visitante que se desplazaba en silla de ruedas le ha pedido una foto y que luche contra las barreras arquitectónicas. Mientras, muchos jovencitos se escapaban de sus grupos escolares para lograr la imagen. Lo mismo hacían algunos coleccionistas. 

La última parada ha sido en Juana de Aizpuru. La veterana galerista no ha llegado a tiempo, pero ha sido sustituida por su hija Concha. “Se ha interesado por todo y nos ha mostrado su apoyo”, explica la galerista. “No ha preguntado por precios porque él no tiene que comprar. Su función es otra y le estamos muy agradecidos”.

Por lo demás, hoy se han empezado a hacer públicas algunas ventas sustanciosas. El Reina Sofía anunció que ha adquirido nueva obra de los artistas Maja Bajevic, Néstor Basterretxea, Andrea Büttner, June Crespo, Alejandro Garrido, Lugán, Rosalind Nashashibi, Marwan Rechmaoui y Azucena Vieites. El gasto es de 350.000 euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información