Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aventura de Ramón Areces con El Corte Inglés, en el escenario de La Abadía

Chiqui Carabante cierra su trilogía sobre los españoles con ‘Algún día todo esto será tuyo’

De izquierda a derecha, Juan Vinuesa, Font García y Vito Sanz, en un ensayo de 'Algún día todo esto será tuyo'.
De izquierda a derecha, Juan Vinuesa, Font García y Vito Sanz, en un ensayo de 'Algún día todo esto será tuyo'.

Cuatro árboles de Navidad de lucecitas verdes, las paredes de una casa de pueblo y un ataúd con bellos ornamentos. Ya al final de sus días, Ramón Areces, el fundador de El Corte Inglés, hombre emprendedor donde los haya, saca a pasear sus recuerdos y rememora su pasado tratando de encontrar una metáfora que haga justicia a su persona, mientras por la megafonía de su empresa se cuelan las ofertas de la temporada. En un tono de humor crítico e irónico, Chiqui Carabante y su compañía Club Canibal cierran la trilogía sobre la idiosincrasia de los españoles con Algún día todo esto será tuyo, una obra en torno al capital y el poder que representó en su día Ramón Areces, el joven asturiano que buscó fortuna en Cuba y regresó a Madrid para fundar uno de los grandes almacenes más representativos de la España del siglo XX y una de las mayores empresas.

Algún día todo esto será tuyo cierra la trilogía Crónicas ibéricas sobre los españoles con Desde aquí veo sucia la plaza sobre ese divertimento tan popular de arrojar cabras desde los campanarios en las fiestas de los pueblos y siguió con Herederos del ocaso, una incursión en la picaresca española a través de un grupo de baloncesto paraolímpico que consigue una medalla de oro sin ningún discapacitado en el equipo. Lo que empezó hace cuatro años en una pequeña sala de microteatro salta ahora al escenario del Teatro de la Abadía, de Madrid, que abre temporada con este espectáculo que se representará hasta el próximo día 23.

·¿Quién no se ha sentido alguna vez que El Corte Inglés es algo nuestro”? se pregunta Chiqui Carabante (Málaga, 1967), que todavía recuerda la emoción de la gente cuando asistió a la inauguración de la primera tienda en el centro de su ciudad. “Algún día todo esto será tuyo trata de ser un acercamiento al capital, pero también se resalta a la figura de un hombre como Ramón Areces hecho a sí mismo y fundador de una empresa ya mítica, que representa un modelo de hombre y sociedad, sin olvidar la relación emocional que tienen muchos españoles con esta marca. A partir de esta indagación descubrimos un personaje poliédrico que ofrecía muchas lecturas sobre el carácter ibérico. No hay que olvidar la lucha fratricida que tuvo con su primo Pepín Fernández, fundador de los otros grandes almacenes Galerías Preciados, que creo también forma parte de lo español”, explica Carabante, tras un ensayo con alumnos de una escuela de interpretación que rieron de lo lindo a lo largo de toda la función.

Los tres actores, Font García, Vito Sanz y Juan Vinuesa, acompañados de un músico en directo, van dando vida a casi una cuarentena de personajes, desde empleados de El Corte Inglés hasta el mismo Francisco Franco y su esposa Carmen Polo, atiborrada de collares de perlas. El texto de la obra parte fundamentalmente del libro escrito por el periodista Javier Cuartas, Biografía de El Corte Inglés, cuyas primeras ediciones desaparecieron del mercado, y de investigaciones con algunos empleados y ex empleados de la empresa. Hay mucho humor en esta obra, pero también cariño y autocrítica. ‘El Corte Inglés de mi infancia representaba el ideal de familia y prosperidad. En el mundo del proletariado trabajar en esta empresa representaba todo un triunfo”.

Tras años de indagaciones y reflexiones sobre el carácter de los españoles, Carabante cree que somos un pueblo algo chapucero que sabe reírse de sí mismo y de ese complejo que cree que no hemos superado tras la caída de nuestro Imperio. “Nuestros espectáculos son sobre todo autocríticas sobre lo que somos nosotros mismos”.

Es esta compañía capaz de adentrarse en vericuetos de apariencia muchas veces imposible. Su próximo trabajo, titulado Alfonso el africano, girará en torno a la pasión del rey Alfonso XIII por las películas porno, que él mismo producía a través del conde de Romanones con dos cineastas, los hermanos Baño, y que solo se proyectaban en palacio. De momento, con lo que no se atreven es con el procés de Cataluña. “El procés está empezando a ser una trama de Tintín, con el señor de la Generalitat en Bélgica. Si hay algo que define el procés del carácter de los españoles es nuestra falta de diálogo, aderezado con torpeza política y una manipulación de un suceso que era como una espina y ahora es una herida infectada”