Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sale a la venta por 1,5 millones de euros la casa donde Juan Ramón Jiménez escribió ‘Platero y yo’

El alcalde de Moguer, la Junta y la sobrina nieta del poeta consideran que el precio es "desorbitado"

Casa y finca del poeta Juan Ramón Jiménez a la venta. Vídeo: ATLAS. Foto: Idealista

—¡Platero, amigo!—le dije yo a la tierra—; si, como pienso, estás ahora en un prado del cielo y llevas sobre tu lomo peludo a los ángeles adolescentes, ¿me habrás, quizá, olvidado? Platero, dime: ¿te acuerdas aún de mí? Fragmentos como este demuestran que Platero fue mucho más que un burro para Juan Ramón Jiménez. El poeta onubense escribió las aventuras con su gran amigo en su residencia de verano en el paraje de Fuentepiña, en Moguer. Ahora, más de un siglo después de la publicación de Platero y yo, esta vivienda ha salido a la venta por 1,5 millones de euros. Tanto la Junta, como el Ayuntamiento y la familia del premio Nobel califican ese precio como “desorbitado”.

Bajo el reclamo de ser la vivienda que “cautivó al poeta” y en la que “escribió su famosa novela”, la propietaria de la residencia la ha puesto a la venta en un portal inmobiliario. El anuncio promociona un terreno de 100.000 metros cuadrados y una casa de una planta de 250 metros cuadrados para reformar, con cinco habitaciones, un baño y zona de cuadra de caballos. La propiedad ha sufrido un deterioro evidente debido al abandono, ha estado ocupada e incluso en octubre del año pasado su entorno sufrió tres incendios forestales, uno de ellos se quedó a los pies del pino centenario donde se presume que está enterrado Platero. La parcela está situada a poco menos de dos kilómetros de Moguer y acumula un alto valor histórico y patrimonial ya que, además de concebir uno de los libros más traducidos en los últimos cien años, después de La Biblia y El Quijote, Jiménez escribió allí otra treintena de títulos.

Tanto el Ayuntamiento de Moguer como la Junta de Andalucía y la familia del poeta han criticado el “desorbitado” precio de venta. El alcalde de la localidad, el socialista Gustavo Cuéllar, ha asegurado que ha mantenido encuentros con los dueños de la finca para hacerse con la casa y cuatro hectáreas, pero que no alcanzaron un acuerdo debido al alto precio. “Lo que piden está muy por encima de la valoración de los técnicos municipales, que lo cifra en unos 150.000 euros”, señala el regidor, informa Europa Press. La idea del Ayuntamiento, que lleva seis años negociando la compra, es convertir el lugar en un centro de interpretación juanramoniano, como centro de interés turístico o punto de encuentro poético. Cuéllar ha recordado que la finca se encuentra dentro del Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (Potad).

La propiedad carece de protección patrimonial después de que, el pasado septiembre, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) suspendiera cautelarmente el decreto de 2015 de la Junta de Andalucía por el que se inscribía en el Catálogo General de Patrimonio Histórico como Bien de Interés Cultural (BIC) este y otros lugares juanramonianos por errores en la tramitación tras un recurso presentado por los dueños. Los propietarios alegaron que no fueron informados ni se les concedió el trámite de audiencia, así como la deficiente delimitación de la zona afectada. El objetivo de la Administración era proteger el paraje y la casa en un conjunto que incluía la casa natal del poeta, el panteón donde descansan sus restos y los de su esposa, Zenobia Camprubí, y la Casa Museo Zenobia y Juan Ramón, con todo su contenido. Únicamente, el pino donde descansa los restos del asno está declarado especie singular por Medio Ambiente, pero esta figura es insuficiente para defender el espacio.

A esta situación se ha referido el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, quien ha remarcado que la Junta “trabaja desde hace tiempo para dar protección a Fuentepiña”. Vázquez ha asegurado que el precio en el que se ha puesto a la venta es “astronómico”, de manera que ha remarcado la necesidad de abordar este asunto entre las distintas Administraciones en el seno de la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez. Ha reiterado que el precio está “por encima del mercado” y ha instado a los dueños a “repensarlo”. Por su parte, la sobrina-nieta del poeta, Carmen Hernández-Pinzón, también asegura que ese precio es una “barbaridad para lo que es en sí la finca”.

Más información