Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Xabier P. Docampo, el niño que se hizo escritor escuchando a sus padres

Galicia se despide del prolífico autor, defensor de la educación pública y la lengua gallega y Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil

El escritor Xabier P. Docampo.
El escritor Xabier P. Docampo.

Érase una vez un niño criado en una aldea del interior de Lugo que estudió literatura sentado en la cocina, escuchando cuentos increíbles de la boca de sus padres campesinos. Casi 70 años después, ese crío llamado Xabier P. Docampo lo fue casi todo en la cultura gallega. Maestro, escritor, actor y director de teatro, cuentacuentos y guionista de radio y televisión, Galicia llora este martes su muerte a los 72 años tras una vida dedicada a reivindicar la lectura, la narración oral, la educación pública y la defensa de la lengua gallega. Autor de una treintena de obras literarias, la mayoría de ellas para niños y jóvenes y varias traducidas al castellano, Docampo recibió, entre otros reconocimientos, el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 1995 por Cando petan na porta pola noite (Cuando de noche llaman a la puerta), un conjunto de relatos de miedo como los que le narraba su familia.

Con alma de educador, Docampo estuvo vinculado siempre a movimientos por la renovación pedagógica, especialmente a la Nova Escola Galega, una plataforma fundada en la década de los ochenta para la democratización y galleguización del sistema educativo tras el fin de la dictadura. Impartió cursos y ponencias dentro y fuera de Galicia sobre la didáctica de la lengua y la literatura, sobre la lectura y su implantación escolar y social, y sobre la narración oral, ese arte que aprendió de las historias que sus padres le contaban en la cocina de su casa de Castro Ribeiras de Lea (Lugo), el pueblo donde se crió.

De su infancia en la Terra Chá de Lugo siempre dijo que fue la “etapa más interesante” de su vida y la que marcó su carrera literaria. Contaba que se hizo escritor porque tenía “memoria de sí mismo y de los suyos, porque habitaba “la lengua y la infancia, las dos patrias del ser humano”.

Autor de O misterio das badaladas, O armario novo de Rubén, A nena de auga e o príncipe de lume o A decisión de Valerio, el pasado mayo recibió el premio de narrativa de la Gala do Libro Galego por su última obra, A nena do abrigo de astracán, de la que el jurado destacó su "maestría a la hora de emplear el miedo y la memoria para explicar la represión y el control social de los años cuarenta en plena dictadura franquista".

Los principales nombres de la literatura gallega se han volcado en despedir al profesor Docampo a la altura de su legado. Pedro Feijóo lo ha calificado como “un hombre bueno, generoso y de conversación impagable”, Ledicia Costas lo califica de “hombre único” y María Reimóndez recuerda cómo la visita del escritor a su colegio cuando era niña la “marcó para siempre”. Para el editor Manuel Bragado, Docampo fue un “diamante moral de la dignidad”.