Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el escritor gallego Agustín Fernández Paz

El autor más premiado de la literatura juvenil de Galicia era un referente cultural que destacó por su compromiso con el idioma gallego

Agustin Fernandez Paz Ampliar foto
Agustín Fernández Paz.

“Me río cuando me dicen que debemos olvidar”. Agustín Fernández Paz (Vilalba-Lugo, 1947), el autor más premiado y prolífico de la literatura infantil y juvenil gallega, y también uno de los más combativos, ha muerto este martes a los 69 años en su casa de Vigo. Autor de más de medio centenar de títulos, sus libros han sido traducidos habitualmente a los otros idiomas españoles y, algunos, al coreano, búlgaro, chino, árabe, inglés, francés, portugués e italiano. Hizo de la literatura y de su vida un compromiso contra la desmemoria colectiva.

Entre los numerosos galardones cosechados destaca el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil concedido en 2008 a su libro O único que queda é o amor, por el Ministerio de Cultura. Este mismo libro y Contos por palabras fueron incluidos en la IBBY Honour List en 2010. Los reconocimientos le llegaron de todas partes: estuvo nominado en cuatro ocasiones al Astrid Lindgren Memorial y, en 2015 la Asociación de Escritores en Lingua Galega (AELG) lo propuso para el Premio Nobel de Literatura.

En casa, Fernández Paz obtuvo en tres ocasiones el premio al mejor libro infantil del año otorgado por la AELG así como el Premio da Cultura Galega concedido por el gobierno autonómico del PP y que rechazó, por su compromiso con el idioma gallego, antes incluso de haberlo recibido. Su labor como docente también fue galardonada. Uno de sus trabajos de elaboración de material didáctico de lengua y literatura obtuvo el Premio Nacional Emilia Pardo Bazán para libros de texto no sexistas.

Miembro fundador de las asociaciones pedagógicas Avantar y Nova Escola Galega, Fernández Paz fue especialmente crítico con la transición en la escuela. “Todos los libros de Historia acaban en el 36”, protestaba en 2010 en una entrevista en este diario. Decía que si se les preguntaba a los alumnos si sabían que hubo robos de niños para entregarlos a los vencedores de la Guerra Civil, o que la isla de San Simón y Camposancos, en Vigo, habían sido campos de horror, se sorprendían. “Solo podemos olvidar cuando desenterremos todo; cuando conozcamos”, sentenciaba matizando que su literatura no versaba sobre la Guerra Civil sino sobre la memoria.

Él había desenterrado hacía mucho tiempo sus fantasmas. “Me acuerdo, claro que me acuerdo. La literatura nace de la memoria y de la imaginación. Todos los libros que he escrito, como las tramas de una tela, están hechos combinando hilos de mi vida”, afirmaba. La memoria tejida con firmeza con esos hilos de su vida le llevó a rechazar, en 2010, el Premio da Cultura Galega concedido por la Xunta de Galicia.

El escritor había firmado el manifiesto Rosalía de Castro nunca aceptaría ese premio, promovido por el colectivo ProLingua ante la inminencia de su fallo aquel mismo año. Los firmantes se comprometían a no aceptar ningún premio “hipotecado por la agresión a la misma cultura a la que se finge ensalzar”. Apenas unos meses antes, tras participar en una manifestación en defensa del gallego, había pedido públicamente al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que retirara el decreto del idioma en la enseñaza que acababa de imponer y retomara el Plan Xeral de Normalización Lingüística aprobado por unanimidad del Parlamento gallego.

El problema es que el PP y Feijóo rompieron todos los consensos y tendrán que explicar porqué”, explicó entonces su postura. Entendía que el presidente gallego había metido a la sociedad “en una serie de prejuicios contra el idioma gallego que calaron en un sector de la sociedad y son una absoluta mentira”.

Su muerte ha conmovido al mundo de la cultura de Galicia en donde era especialmente querido. La Xunta se ha sumado a las condolencias lamentando el fallecimiento “de un destacado escritor de la literatura gallega”. En un comunicado, el Gobierno gallego afirma que Fernández Paz es "uno de los autores más conocidos y valorados del ámbito de la literatura infantil y juvenil en Galicia" y en el conjunto de España.

Más información