Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por cada ejemplar de libro vendido en 2017 se consumieron tres ilegales

La escritora Julia Navarro será premiada por CEDRO por su defensa de los derechos de autor

Las escritoras Carme Riera (izquierda) y Julia Navarro, en la rueda de prensa en CEDRO.
Las escritoras Carme Riera (izquierda) y Julia Navarro, en la rueda de prensa en CEDRO.

La piratería sigue siendo un lastre para la venta de libros. Así lo ha expresado este jueves la presidenta del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO), Carme Riera, que además ha señalado que por cada ejemplar de libro vendido en 2017 se consumieron tres de manera ilegal. Para acabar con esta problemática, la escritora Julia Navarro, que recibirá el premio que concede la entidad por la defensa de los derechos de autor, ha recalcado la necesidad de que la cultura se convierta en una prioridad en la agenda de los políticos españoles.

Riera también ha aprovechado la ocasión para hacer un repaso por los principales focos de actuación de este año, como conseguir que los escritores pueda compatibilizar la jubilación y los derechos de autor, ya que, si quieren percibirlos, "se les hace renunciar al 50% de la pensión que les corresponde". Sin embargo, tanto la presidenta como el director general de la entidad, Jorge Corrales, se han mostrado pesimistas tras la reunión que han mantenido este jueves con el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, quien les ha invitado a "seguir trabajando" en una propuesta formal. "Es una tarea que a corto plazo no tiene una solución clara", ha afirmado Corrales.

Otra de las líneas de trabajo es la lucha contra la piratería. Según los últimos datos registrados por el Observatorio de la piratería y hábitos de contenidos digital, los accesos ilegales a través de Internet a libros han pasado de 374 millones a 419, por lo que las cifras aumentan en un 12%. Estos datos provocan que el valor perdido de esos contenidos ascienda a 3.609 millones de euros, un 16,3% más que el año anterior. Además, el 24% de los internautas descargan libros en formato digital desde plataformas ilegales. Esto representa un 9% más que en 2016.

Ante esta realidad, Riera ha expresado la necesidad de educar tanto a jóvenes como adultos para que deje de existir la piratería. La autora de Historia de un canalla (Plaza) ha afirmado que es importante la actuación en los colegios, pero también en las casas porque "muchas veces son los propios padres quienes enseñan a sus hijos" cómo descargarse películas, videojuegos o textos. "Hay que mostrar a la sociedad entera que hacer click es robar. Es perjudicar al autor, pero sobre todo, a toda la cadena de trabajadores que hay detrás y que están perdiendo su puesto de trabajo a costa de esta práctica ilegal", ha explicado Navarro.

La escritora madrileña, que por primera vez ha dejado que una de sus obras se convierta en serie (Dime quién soy será adaptada a la televisión por el cineasta Fernando González Molina), recibirá el premio que concede CEDRO por segundo año consecutivo a los profesionales o instituciones que están comprometidos con la defensa pública de los derechos de autor y de la creación. "Julia es merecedora de este galardón por su compromiso personal con nuestros principios y por el esfuerzo que en los últimos años ha hecho para dar visibilidad al trabajo de los escritores y los editores", ha declarado Riera. A lo que Navarro respondió: "Me hace especial ilusión porque es un galardón que entregan mis compañeros". 

El premio se le entregará el 26 de abril, Día Mundial de la Propiedad Intelectual. La primera edición de este galardón recayó en el escritor Lorenzo Silva.

Más información