Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fontanals-Cisneros dona su arte latinoamericano para un gran centro en La Tabacalera de Madrid

La mecenas de origen cubano y el Ministerio de Cultura ultiman un acuerdo para crear un nuevo espacio en el edificio, que compartirá con el Reina Sofía, una vez rehabilitado

Los muros que rodean La Tabacalera, en el madrileño barrio de Lavapiés, en agosto de 2016.
Los muros que rodean La Tabacalera, en el madrileño barrio de Lavapiés, en agosto de 2016.

Empezó a comprar obras a principios de los años setenta, y ahora Ella Fontanals-Cisneros posee una de las colecciones privadas más importantes del mundo de arte contemporáneo latinoamericano y de fotografía. Buena parte de esta notable colección, con cerca de 3.200 obras, se emplazará en el edificio de la antigua Fábrica de Tabacos de Madrid, conocido como La Tabacalera, en virtud del preacuerdo que está previsto que firmen mañana la mecenas de origen cubano y el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo. La pretensión es abrir el nuevo polo de atracción artística de Madrid en el 2020 o todo lo más en 2021.

Fontanals-Cisneros donará parte de su colección para la creación del centro dedicado especialmente al arte latinoamericano. Compartirá espacio en el mismo edificio con el actual CSA (Centro Social Autogestionado) La Tabacalera y con una especie de extensión del Museo Nacional Reina Sofía, que pretende ubicar allí residencias de artistas y participar en la programación del espacio, especialmente dedicado al vídeoarte. El edificio, emplazado en la céntrica calle Embajadores, en el barrio de Lavapiés, se encuentra en fase de rehabilitación y cuenta con más de 8.000 metros cuadrados. En la actualidad solo funciona el CSA La Tabacalera tras un acuerdo con la Subdirección General de Promoción y Bellas Artes del Ministerio de Cultura, que también gestiona directamente una de las dos áreas.  

La firma del memorando estipulará las condiciones de la donación, los plazos de ejecución y un listado de las obras donadas en un acuerdo auspiciado también desde el Ayuntamiento de Madrid, según fuentes conocedoras de las negociaciones. Este nuevo proyecto pretende contribuir a la regeneración definitiva de la zona y a insuflar vida a un gran edificio del siglo XVIII —la mayor parte de él vacío de contenido— para el que ha habido múltiples planes (como el nonato Centro Nacional  de las Artes Visuales, anunciado en 2007). Además, prolongará el eje de la llamada "milla del oro' cuyos hitos fundacionales son el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Museo Thyssen Bornemisza.   

Ella Fontanals-Cisneros, en su casa de La Habana, en 2016.
Ella Fontanals-Cisneros, en su casa de La Habana, en 2016.

Ella Fontanals-Cisneros, 73 años, exesposa del empresario Oswaldo Cisneros, perteneciente a un familia con múltiples intereses empresariales en el continente americano, es una de las principales coleccionistas de arte contemporáneo del mundo. Es cubana de nacimiento, venezolana de adopción y española por pasaporte. De hecho, tiene casa en el barrio de Chamberí de Madrid. Su colección está formada por unas 3.200 obras cuyo eje central es el escenario abstracto latinoamericano. Ha cedido obra a la Tate, a la Pinacoteca de Sao Paulo y al Museo Reina Sofía. Desde 2002 preside la Fundación Cisneros-Fontanals (CIFO), con sedes en Miami y Madrid (abrió en 2011). Un espacio que, entre otros fines, promueve a partir de becas (100.000 dólares) la presencia de artistas latinoamericanos en Estados Unidos.

Fontanals-Cisneros dona su arte latinoamericano para un gran centro en La Tabacalera de Madrid

Cuatro son los bloques que conforman la colección de la mecenas: La abstracción geométrica de América Latina, Arte contemporáneo internacional y latinoamericano, Vídeo contemporáneo y Fotografía Moderna y Contemporánea. Galardonada en la actual edición de Arco, que arranca mañana, con el Premio “A” al Coleccionismo, Fontanals-Cisneros exhibirá en la feria madrileña una exposición que incluirá obras clave de su colección extraídas de muestras presentadas por CIFO a lo largo de los 15 años de historia de la fundación. La exposición incluirá piezas de Lygia Clark, Antonio Días, Jac Leirner, Luis Camnitzer, Gabriel Orozco, Sameer Makarius, Carlos Leppe, Lázaro A. Saavedra González, Félix González-Torres, Gustavo Pérez Monzón, Sandu Darie, y Dolores (Loló) Soldevilla, entre otros.

Sarah Morris. 'Midtown - Warner Bros. (1 Times Square)', 1999. Cortesía: El artista y White Cube. Fotografía: Oriol Tarridas. Obra perteneciente a la colección Ella Fontanals-Cisneros.
Sarah Morris. 'Midtown - Warner Bros. (1 Times Square)', 1999. Cortesía: El artista y White Cube. Fotografía: Oriol Tarridas. Obra perteneciente a la colección Ella Fontanals-Cisneros.

“Cuando se creó CIFO en 2002, decidí compartir mi colección personal con el público mediante exposiciones y oportunidades para la investigación especializada" dice Ella Fontanals-Cisneros en la página web de su fundación. "Aunque había dedicado muchos años creando de la base de la colección, fue entonces que la colección poco a poco se convirtió en una plataforma de conocimiento y un lugar de reunión, acompañada de muchos eventos y publicaciones relacionados a ella. En esta ocasión debido a la presentación en del Premio “A” al Coleccionismo que me ha otorgado la Fundación ARCO, hemos decidido presentar una selección de obras organizada por la CIFO como testimonio de la labor que hemos realizado en el pasado", añade.

Bicho -Carrugagem Fantastica– Pq'. 1960. Cortesía: The World of Lygia Clarl. Fotografía: Oriol Tarridas. Obra perteneciente a la colección Ella Fontanals-Cisneros.
Bicho -Carrugagem Fantastica– Pq'. 1960. Cortesía: The World of Lygia Clarl. Fotografía: Oriol Tarridas. Obra perteneciente a la colección Ella Fontanals-Cisneros.

En una reciente entrevista con EL PAÍS SEMANAL, Fontanals Cisneros se refería a que el descubrimiento de artistas ha progresado en paralelo al del propio arte latino, que no deja de superar plusmarcas desde hace una década. “Muchos lo veían como un arte inferior, naíf o atrasado”, señalaba la coleccionista, que se interesó por los artistas venezolanos desde su más temprana juventud. “Yo nunca tuve esa visión. Siempre me pareció que estaba al nivel de cualquier otra tradición. Gracias a un mayor conocimiento, a las muestras organizadas por los museos y también al esfuerzo de personas como yo, hemos salido de esa indeseable situación”.

Fondos de Sandretto en el Matadero y de Phelps-Cisneros en el Reina

En los prolegómenos de Arco, ha saltado la noticia de la futura donación a la Tabacalera de Madrid de Ella Fontanals-Cisneros. Hace dos años, sucedió algo parecido, pero en plena feria de arte. Se dio a conocer que la coleccionista italiana Patrizia Sandretto iba a donar parte de su reputada colección de arte contemporáneo a Madrid para exhibirla en el Matadero. Todo ello redunda en beneficio de Madrid como destino cultural, especialmente de los aficionados al mundo del arte. La denominada 'milla de oro' del arte, constituida a partir de la ubicación en la arteria formada por los paseos del Prado y Recoletos de los museos del Prado, el Reina y el Thyssen, más la Biblioteca Nacional y Casa América, a los que se ha ido uniendo CaixaForum, la Fundación Mapfre o CentroCentro, se se extendería hacia el sur. Se sumaría Tabacalera, con parada en la Casa Encendida de la Ronda de Valencia, y Matadero, ya un poco más lejos.

En una entrevista con este periódico, Sandretto explicaba el pasado año que invertirá siete millones de euros para que el Matadero pueda acoger sus fondos. A cambio, el Ayuntamiento de Madrid le cede durante 50 años una de las naves inactivas del centro cultural Matadero. Para 2019, según el acuerdo, deberá empezar a funcionar el centro con exposiciones de arte contemporáneo, talleres, residencias para comisarios, un auditorio y una cafetería. En el millar de obras de su colección, creada a partir de los años 80, predominan los artistas europeos y norteamericanos. Maurizio Cattelan, Damien Hirst o Tony Grand están presentes en ella.

Además, Patricia Phelps de Cisneros ha donado decenas de obras al Museo Reina Sofía y posee la colección privada de arte latinoamericano más importantes del mundo, según algunos expertos, siendo el principal benefactor de sus donaciones el MoMA de Nueva York. Phelps de Cisneros está casada con Gustavo Cisneros, miembro también, como Oswaldo, exmarido de Ella Fontanals-Cisneros, de la familia venezolana que posee un importante conglomerado empresarial que se extendió por buena parte del continente americano. 

Más información