Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Harvey Weinstein rompe su silencio y niega las acusaciones de violación de Rose McGowan

El productor asegura en un comunicado, a través de su abogado, que el encuentro sexual fue "consensuado"

Harvey Weinstein en una fiesta en Beverly Hills, California, en enero de 2017.
Harvey Weinstein en una fiesta en Beverly Hills, California, en enero de 2017. Chris Pizzello/Invision/AP

Desde que el pasado mes de octubre salieran a la luz las acusaciones de abusos sexuales de decenas de actrices, Harvey Weinstein no se ha querido pronunciar. Sin embargo, el productor de Hollywood rompe su silencio y, a través de su abogado, niega los hechos relatados por Rose McGowan, que aseguró que la obligó a mantener relaciones sexuales con él en 1997.

Ben Brafman, el abogado Weinstein, ha emitido un comunicado en el que afirma que no hay evidencia del delito denunciado por la protagonista de Embrujadas. "En general, Harvey Weinstein y sus abogados se han abstenido de criticar públicamente a alguna de las mujeres que han denunciado al señor Weinstein por abusos sexuales a pesar de la ausencia de evidencia que demostraría la falsedad de las acusaciones", expresa el comunicado.

Asimismo, el abogado del productor asegura que las acusaciones de la actriz son una estrategia para promocionar su libro, ya que su encuentro sexual fue de mutuo acuerdo. "Sin embargo, veo la 'actuación' de Rose McGowan mientras promociona su nuevo libro y es imposible permanecer callados mientras trata de difamar al señor Weinstein con una mentira audaz que ha negado no solo el propio Weinstein, sino al menos dos testigos", afirma Brafman.

"Los testigos fueron el manager de McGowan en el momento de la supuesta violación y el actor Ben Affleck, al que la actriz también contó el encuentro que ahora describe como 'violación', pero que en 1997 describió a su representante como un encuentro sexual 'consensuado", añade el comunicado, en el que se recoge el testimonio del representante de la actriz, Jill Messick, y del protagonista de Liga de la Justicia.

"En un email a Weinstein respecto al encuentro, Jill Messick dijo lo siguiente: 'Cuando quedamos al día siguiente, ella me contó con indecisión que durante la reunión de la noche anterior había estado en un jacuzzi con el señor Weinstein. Ella tenía muy claro el hecho de que meterse en ese jacuzzi era algo que hizo de manera consensuada y que, en retrospectiva, era algo de lo que se arrepentía", recoge el comunicado del abogado del productor.

"Ben Affleck expresó lo siguiente en otro email: 'Ella nunca me dijo ni yo supuse que fue atacada por alguien. Cualquier declaración que indique lo contrario es falsa. No tengo conocimiento de lo que Rose hizo o afirmó haber hecho", añade el mensaje de Weinstein.

Rose McGowan asegura que el productor abusó sexualmente de ella en un hotel de Park City (Utah) durante el Festival de Cine de Sundance en 1997. Esta semana ha salido a la venta Brave, libro en el que la actriz relata su experiencia como víctima del comportamiento abusivo de Weinstein.

Más información