Aragón recoge en el Museo de Lleida el cuadro de ‘La Inmaculada’ de Sijena

La pintura no se entregó el 11 de diciembre por estar extraviada

'La inmaculada', en la caja en la que ha sido trasladada al monasterio de Sijena.
'La inmaculada', en la caja en la que ha sido trasladada al monasterio de Sijena. Javier Blasco (EFE)

El Museo Comarcal y Diocesano de Lleida entregó ayer el cuadro de La Inmaculada, la última de las 44 obras del monasterio de Sijena que el juez de Primera Instancia de Huesca obligó a devolver el pasado 11 de diciembre. Lo hizo en cumplimiento de la sentencia de 2015 que anulaba la venta de estas piezas entre las monjas sajuanistas del monasterio y la Generalitat de Cataluña. La obra no viajó en esa fecha, con el resto de piezas, porque se le había perdido la pista desde 2012, si bien fue localizada cuatro días después en el palacio obispal de Lleida, situado a pocos metros de distancia del museo.

El cuadro de 'La inmaculada' que ha viajado este martes a Sijena.
El cuadro de 'La inmaculada' que ha viajado este martes a Sijena.

Tras la localización de este óleo del siglo XVIII de escaso valor pictórico que formaba conjunto con los otros 20 lienzos devueltos hace más de un mes, el director del centro Josep Giralt comunicó a la juez que ponía a disposición suya la pintura y esperaba órdenes del día y la hora en la que los técnicos de Aragón procederían a retirarla. El lunes la secretaria general del Departamento de Cultura de la Generalitat, Dolors Portús, envió una carta a la consejera de Cultura de Aragón, Mayte Pérez, informándole de que “todos los preparativos están listos” para que las personas que designe el Ejecutivo autonómico procedan a “la recogida y traslado del bien artístico mencionado”.

Sobre las 9.45 horas de ayer la furgoneta de Queroche, la misma empresa que procedió a retirar las obras en diciembre, abandonó el museo catalán rumbo a Sijena, a 89 kilómetros de distancia en la vecina provincia de Huesca y poco más de una hora de viaje. A media mañana el cuadro llegó a la puerta de la sala habilitada para exponer estas y el resto de las 51 piezas que se trasladaron en 2016 desde el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). El viaje, se produjo “sin ningún problema”, según fuentes de la consejería que dirige Pérez que lamentó desde la capital de Aragón que su gobierno “haya tenido que volver a ir a por la pieza”, cuando “debería haber sido el museo, el ministro y el consejero quienes nos la deberían haber enviado”.

Más información

El pasado 11 de diciembre más de un centenar de efectivos de la Guardia Civil en el interior y otros tantos en el exterior controlaron el embalaje y la salida de las piezas desde el museo a Sijena. Ayer, la técnico del Gobierno de Aragón y responsables del museo estuvieron solos en las labores de identificación de la obra, embalaje y transporte. No hubo fuerzas de seguridad. Tampoco representantes de partidos políticos ni plataformas ciudadanas.

El cuadro pertenece al lote de 21 pinturas de temas religiosos, muchas vinculadas a la historia del rey David, todas realizadas entre los siglos XVII y XVIII que formaron parte del culto de estas monjas que viajaron hasta Lleida cuando abandonaron el monasterio en 1970.

El 11 de diciembre, tras años de litigio, Aragón envió a sus técnicos acompañados de la fuerzas de la Guardia Civil y se llevó 43 de las 44 piezas que debían volver al monasterio de Sijena. Esta pintura no se encontraba en los almacenes del centro, como ocurría con la mayoría de las obras; todas excepto las ocho que estaban expuestas de forma permanente.

Tras el regreso de la pintura, el presidente de la Comunidad Javier Lambán aseguró: “Ya está aquí el cuadro, pero tienen que venir muchos más. Esta es una batalla que no cesa, que vamos a seguir manteniendo allí donde hay que mantener este tipo de batallas en un Estado de Derecho, que es en los tribunales”.

¿20.000 o 2.000 euros de coste?

Tras la llegada de La Inmaculada la consejera de Cultura Mayte Pérez lamentó que la operación haya supuesto un gasto añadido de 20.000 euros para las arcas autonómicas y así lo reprodujeron los medios y agencias de Zaragoza.

Tras consultar este periódico por este alto coste a una empresa especializada en este tipo de transporte, respondieron que era imposible: “La caja, como máximo 600 o 700 euros, y el precio total está por debajo de los 2.000 euros”. Por la tarde, tras volverlo a preguntar, desde la consejería de Pérez matizaron: “20.000 euros ha sido el coste del transporte y embalaje de las 44 piezas. No solo de esta”

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50