Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La segunda vida de la Ciudad de las Artes y las Ciencias

El complejo diseñado por Calatrava en Valencia crece en visitantes, beneficios y reputación mientras espera al CaixaForum

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.
La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. L PAÍS

La Ciudad de las Artes y las Ciencias seguirá siendo durante bastante tiempo una carga para las arcas valencianas: la empresa pública que gestiona el complejo diseñado por Santiago Calatrava soporta una deuda cercana a los 650 millones de euros. Pero los vientos han cambiado. El espacio crece en visitantes, recauda más, mejora su reputación y gana público local para la causa.

En el año récord de turistas —la ciudad prevé sumar 4,8 millones de pernoctaciones en 2017— el interior y sobre todo el exterior del complejo que se alza en el jardín del Turia está repleto de visitantes. Y el lugar es utilizado prácticamente cada semana, previo pago, como escenario para la grabación de anuncios o catálogos. Estos días, por ejemplo, un equipo indio está produciendo un anuncio de Audi. 

Desde su inauguración por fases a partir de finales de los años noventa, una parte de los valencianos se mostró refractaria a la gigantesca obra de hormigón blanco, que consideraban un ejemplo de falta de transparencia y sobrecostes —la factura final del complejo se ha elevado a 1.100 millones de euros—.

Eso, sin embargo, empieza a cambiar. Los últimos datos muestran un aumento del 9% de visitantes locales. De las 2,3 millones de entradas vendidas este año, un 35% han sido compradas por valencianos, un 25% por el resto de españoles y un 40% por extranjeros, con italianos, franceses, rusos y británicos a la cabeza.

Entre 2015 y 2017, el crecimiento de visitantes del Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, L'Hemisfèric y L'Oceanogràfic ha aumentado un 18%. Y la Fundación Bancaria La Caixa acaba de reafirmar su voluntad de instalar un CaixaForum en L'Àgora, el último edificio en incorporarse al conjunto, cuya cubierta todavía está en obras.

La fundación La Caixa confía en que una vez concluida la tramitación administrativa este mismo año pueda anunciar la propuesta que ha elegido en un concurso restringido de estudios de arquitectura para el diseño del equipamiento. Las obras empezarán en el primer trimestre de 2018 y el centro abrirá sus puertas en 2020. La inversión inicial será de 18 millones y el presupuesto anual para exposiciones y mantenimiento será de otros cinco millones, mucho más de lo que destinan el Museo de las Ciencias y el Hemisfèric para su programación.

En su despacho más bien espartano con vistas al antiguo cauce del Turia, el director general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias Sociedad Anónima (Cacsa), Enrique Vidal, en el cargo desde 2015, cree que el CaixaForum será un potente polo de atracción adicional para el complejo, que a pesar de las mejoras sigue presentando debilidades.

Una de las flaquezas es, a la vez, uno de los motivos de la fascinación que genera sobre todo entre los turistas: sus dimensiones colosales, que hacen difícil llenar de contenido un recinto como el Museo de las Ciencias (42.000 metros cuadrados) y complican los desplazamientos. El director general tiene una bicicleta para moverse por las instalaciones, que ocupan más de 350.000 metros cuadrados.

Mejores resultados

El Ebitda —beneficio bruto de explotación, que no incluye la amortización de capital e intereses ni otros conceptos— será de 400.000 euros en 2017. Se trata del segundo año de resultado positivo después de dos décadas de pérdidas. La aportación de la Generalitat volverá, además, a reducirse. En 2015 fue de 40 millones de euros; en 2016, de 27,1, y este año bajará a los 19 millones.

Uno de los motivos de mejora de los números de Cacsa ha sido el cambio de acuerdo de explotación de L'Oceanogràfic que, por su naturaleza temática, es el único elemento del complejo susceptible de ser rentable. El acuerdo entre la empresa pública y Avanqua, la nueva concesionaria, permite a la Ciudad de las Artes y las Ciencias ingresar en torno a siete millones de euros al año.

Más información