Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cara a cara con Winston Churchill

Adelantamos el tráiler de 'El instante más oscuro', el nuevo filme de Joe Wright que se estrena el 12 de enero de 2018

Winston Churchill tenía un método infalible contra el estrés. Cuando sus nervios amenazaban con quebrarse, el británico cogía un papel. Uno tras otro, apuntaba los asuntos que le preocupaban. Sostenía que, al verlos escritos, la mayoría de problemas se volatilizaba y solo un par seguía de pie. Al principio de su mandato, el exprimer ministro debió recorrer a menudo a este truco. Porque en cuanto Churchill asumió el cargo los dramas se amontonaron: Hitler avanzaba, Bélgica y Francia caían, y más de 300.000 soldados británicos se encontraban de golpe atrapados al otro lado de la Mancha. Era mayo de 1940, o El instante más oscuro, como se titula la nueva película de Joe Wright. El filme, que sigue al Churchill público y privado, entre grandes discursos y dudas íntimas, durante aquellos días trágicos, se estrena el 12 de enero de 2018 en España. Aquí, adelantamos su tráiler.

“Es un thriller político, con un trabajo extraordinario de Gary Oldman [en la piel del primer ministro]. Churchill ha sido puesto en un pedestal, y está considerado un icono. Quería bajarle de ahí, examinarle cara a cara y conocer al hombre, con sus virtudes y sus defectos, que eran muchos. Hizo varias cosas mal pero una muy bien: su resistencia contra Hitler y los nazis. Es un retrato íntimo que, con suerte, también reinterpreta al icono”, explica por teléfono el cineasta. A saber si Wright ha apuntado en algún papel su preocupación por proponer el último de una serie de repasos fílmicos recientes sobre ese periodo histórico y el celebérrimo político.

Dunkerque, de Christopher Nolan, mostró en julio por tierra, mar y aire la espectacular evacuación de los soldados británicos desde el Norte de Francia; Churchill de Jonathan Teplitzky aún sigue en las salas, con Brian Cox que recrea al primer ministro y sus dudas la víspera del desembarco aliado en Normandía. Y en la serie The Crown, disponible en Netflix, John Lithgow interpreta a un Churchill mucho mayor, que afronta el ocaso de su poder. “No sé a qué se debe. Cuando empezamos a rodar, en enero de 2016, no sabíamos nada de eso, y empezaron a salir los proyectos. Tal vez haya un especial interés en examinar el liderazgo y cómo se ejerce de forma correcta”, plantea Wright, director también de Orgullo y prejuicio o Pan: Viaje a Nunca Jamás.

Su nuevo filme cuenta en todo caso con varias armas. “Ningún cineasta ha inmortalizado la evacuación de Dunkerque mejor que Joe Wright en Expiación. Más allá de la pasión. Ahora nos muestra el otro lado de la operación”, escribe Variety en una de las muchas críticas positivas que la película ha recibido a su paso por los festivales de Toronto y Telluride. La mayoría de reseñas apunta también a que Gary Oldman por sí solo merece el precio de la entrada y que su Churchill ya camina hacia los Oscar. “Creo que es el principal actor de su generación: crecí amando sus películas, de Sid y Nancy a Ábrete de orejas. A diferencia de otros intérpretes, es capaz de auténticas metamorfosis, de transformarse en personajes totalmente distintos”, sostiene el director. Gracias al maquillaje, el actor luce además irreconocible.

La distopia ya está aqui

Joe Wright es también direcctor de Nosedive, el primer capítulo de la tercera temporada de la serie Black Mirror. En él, el cineasta filma un mundo donde las redes sociales dominan la existencia humana hasta tal punto que la vida se rige por el número de seguidores y de aprecio que se tenga en la Red. ¿Cree que el futuro será así? "¿Futuro? ¡Ya ha ocurrido! La tendencia a juzgarnos según como otra getne nos percibe es preocupante. Es algo contra lo que combato".

El instante más oscuro iba a contar también con John Hurt, para el papel del antecesor de Churchill, Neville Chamberlain. Sin embargo, las condiciones de salud del actor empeoraron tanto que nunca se sumó al rodaje. Acabó falleciendo, el pasado enero, y a su memoria está dedicada la película. El otro legado del filme es el que Churchill plantó frente a Hitler: “Nunca, nunca, nunca rendirse”, como reza el póster promocional. ¿Wright quiere trasladar ese mensaje al público? “Es importante resistir frente al odio o la tiranía. Pero el trabajo de un narrador y cineasta es plantear interrogantes. No me gustan los filmes didácticos, que te ofrecen explicaciones todo el rato. No tengo que dar yo las respuestas”.