Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El refrescante caos infantil

El filme parodia incluso esa obcecación contemporánea por la angustia adolescente

El fantástico prólogo de Toy story 3 inauguró un modo narrativo: la desbordante imaginación infantil, desvergonzada, intolerable y nada plausible, donde igual cabían vaqueros y naves del espacio sideral, podía gobernar incluso una película. La refrescante La Legopelícula lo adoptó más tarde como guía, y con un giro narrativo descomunal en la última parte del relato, llevó al extremo el subtexto principal de aquella gran secuencia de Pixar y todo su modelo casi existencial: era el caos frente al orden, la pletórica imaginación frente a la rectitud. Y así, el pegamento ―el que deja a los juguetes adheridos para siempre, frente a la reutilización continua y el ingenio―, se convirtió en la más mortal de las herramientas armamentísticas del mal.

LA LEGO NINJAGO PELÍCULA

Dirección: Charlie Bean, Paul Fischer, Paul Logan.

Género: animación. EE UU, 2017.

Duración: 100 minutos.

Tras un spin-off algo descafeinado, Batman La Lego película, llega ahora La Lego Ninjago película, con una serie de televisión danesa, de 2011, como referente más o menos oficial, en la que la casa de juguetes continúa con su campaña de mercadotecnia, al tiempo que confecciona películas refrescantes, y en la que el mensaje vuelve a ser el valor de un punto de vista particular sobre las cosas (y los juegos): el de la descarada anarquía infantil.

Película de monstruo gigante que acecha al mundo, las llamadas kaiju, de acción ninja, y comedia de instituto con guiños a la saga Star Wars, La Lego Ninjago película, de nuevo como simulacro digital de la animación stop-motion, parodia incluso esa obcecación contemporánea por la angustia adolescente con una historia sobre la vulnerabilidad de un joven a causa de la ausencia de su padre. Que el monstruo gigante sea un gato real, y no una representación más o menos cerca de la figura de los lego, lleva a que los planos conjuntos con el animal y el resto de personajes y ambientes sean directamente horrendos, pero lo importante quizá sea otra cosa: esa capacidad para aunar una canción chorra con un mensaje inteligente. Y una película infantil en la que cabe una línea de guión como "ha descifrado tus innecesariamente crípticas metáforas" tiene todo nuestro respeto.