Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN CORTO

Ismael Cala: “Me hubiera gustado vivir la vida de Salvador Dalí”

El periodista y escritor cubano se somete al carrusel de preguntas de este diario

Ismael Cala, en el festival People en Español, en 2015.
Ismael Cala, en el festival People en Español, en 2015.

Hasta el último poro de Ismael Cala (Santiago de Cuba, 1969) proyecta seguridad y entusiasmo. Periodista, presentador, comunicador y escritor best seller, el que hasta hace pocos meses fuera uno de los rostros más reconocibles de la CNN en Español (asegura que dejar la cadena fue una de las decisiones más difíciles de su vida) presenta ahora en España Despierta con Cala, itinerario vital que investiga el equilibrio entre conceptos tan volátiles como liderazgo, familia o mente. De la filosofía oriental al liderazgo, pasando por el éxito en las finanzas.

De pequeño quería ser…

Comunicador.

¿Cuál es el mejor consejo que le dio alguno de sus padres?

Mi mamá me dijo que tuviera paciencia. Que todo en la vida lo podía lograr, pero que no fuera impulsivo.

¿Con quién le gustaría quedar atrapado en un ascensor?

Con Oprah Winfrey.

¿Algún sitio que le inspira?

Me inspira la India. ¿Por qué? Porque es un país de muchos contrastes, que siempre invita a la reflexión interior. Por eso decidí crear viajes inspiracionales en los que llevo a alrededor de 40 personas a la India todos los años. Cuando la gente ve el Ganges.

“Soy un ser humano que constantemente tiene que aprender, reinventarse”

¿Qué sitios?

Varanasi, una ciudad cuna del hinduismo, y el Ganges, con sus crematorios y lavanderías. El río es una diosa para ellos. Sin saber por qué, la gente del viaje siente energía y acaba llorando.

Al hilo de eso, ¿cuándo fue la última vez que lloró?

La última vez, en el viaje que hice a Cuba después de 15 años. Fui al cementerio, al mausoleo de Fidel, junto al monumento a José Martí. Admiro a Martí, no a Castro, pero fue un momento muy simbólico. Esos dos hombres que tanto me han influido. Fue un llanto de conmoción.

¿Cuál ha sido el mejor regalo que ha recibido?

Mi salida de Cuba. Me permitió abrirme al mundo, ser un explorador. Por eso sigo siendo un nómada misionero.

¿Qué es un líder?

Alguien que entiende y tiene conciencia de su influencia en el mundo. Es un agente del cambio, no un testigo del cambio.

Ismael Cala: “Me hubiera gustado vivir la vida de Salvador Dalí”

¿Y qué es el emprendimiento exponencial?

Es un emprendimiento que tiene que ver con lo que la tecnología ha traído a este mundo para desmaterializar, democratizar y digitalizar el emprendimiento. Antes tomaba mucho capital y tiempo concretar una idea. Hoy es más fácil. Hoy, el poder anticipar qué puede crear es más fácil. Nuestro pensamiento no debe ser lineal. No se trata de dar 30 pasos, sino de que cada paso doble el valor de lo anterior.

¿Cuál es el último libro que le hizo reír a carcajadas?

¡Vaya! [se lo piensa]. Yo no leo mucho para reír, la verdad. Los libros que leo me hacen pensar. Tengo poco tiempo para leer y todo lo que leo es formativo, tiene que enseñarme algo.

¿Y el que mataría por haber escrito?

Los cuatro acuerdos, de Miguel Ruiz. Tan simple, tan sencillo, pero qué bien le iría al mundo si nos rigiéramos por esos cuatro acuerdos.

¿Qué personaje de la literatura o el cine se asemeja a usted?

Es de las artes plásticas. Salvador Dalí. Es un personaje fabuloso. Hubiese querido tener una vida como la suya, con su punto de locura también.

“Un líder es alguien que tiene conciencia de su influencia en el mundo”

¿Qué le hace suspirar?

La naturaleza.

¿Dónde no querría vivir?

En cualquier zona de guerra. Soy seguidor acérrimo de la no violencia de Gandhi. La violencia es la manifestación más radical de nuestro ego.

¿Qué siente cuando ve su foto en los diarios?

A veces, pavor. Y represión, aversión, contra los fotógrafos [ríe]. Algunos te sacan con una mueca...

Respecto a su trabajo, ¿de qué está más orgulloso?

Del hecho de sentir que nunca termino de aprender. De entender que soy un trabajo sin terminar, que soy un ser humano que constantemente tiene que reinventarse, aprender. También, desaprender.

¿Cuál es la noticia que siempre ha esperado leer?

Esta: el resto del mundo siguió el ejército de Costa Rica, y no hay ejércitos. Cuántos recursos podríamos dedicar a la productividad.

¿Cómo ve el futuro de Cuba?

Como optimista que soy, de una manera positiva. Quiero pensar que Cuba no quiere revoluciones, pero sí evoluciones.