Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebrián: “La revolución de Portugal influyó en la Transición”

El presidente de EL PAÍS debate con el ex primer ministro luso Francisco Pinto Balsemão sobre la relación que han mantenido ambos países

El ex primer ministro de Portugal Francisco Pinto Balsemão y el presidente de EL PAÍS, Juan Luis Cebrián, hoy en la Feria del Libro.
El ex primer ministro de Portugal Francisco Pinto Balsemão y el presidente de EL PAÍS, Juan Luis Cebrián, hoy en la Feria del Libro.

Países vecinos, unidos por la historia, en ocasiones, y separados en otras por la desconfianza de sus élites políticas. Sobre estas cuestiones del pasado y del futuro del periodismo han disertado hoy el exdirector del semanario portugués Expresso y ex primer ministro, Francisco Pinto Balsemão, y el presidente del grupo PRISA y de EL PAÍS, Juan Luis Cebrián, en un acto en la Feria del Libro de Madrid. Ambos rememoraron su amistad desde mayo de 1968, y Pinto subrayó que Cebrián fue corresponsal en Madrid de Expresso, publicación nacida en enero de 1973.

A continuación, Cebrián recordó cómo su etapa de director de los servicios informativos de TVE coincidió con la Revolución de los Claveles, el levantamiento militar del 25 de abril de 1974 que provocó la caída de la dictadura salazarista que dominaba Portugal desde hacía medio siglo. “Envié un equipo que hizo un reportaje sobre las calles de Lisboa que no pudo emitirse en España porque lo prohibió el Gobierno de [Carlos] Arias Navarro”, dijo Cebrián. Para el primer director de EL PAÍS, la revolución portuguesa influyó en la Transición española, por ejemplo con la creación de la Unión Militar Democrática. “Hubo gente en España y fuera, por ejemplo Estados Unidos, que temía que aquí pudiera ocurrir algo similar, aunque finalmente no fue así. Desde entonces, el proceso en ambos países ha sido paralelo”.

Sobre la, a veces, distante relación entre ambas naciones, Pinto bromeó con que “en el parte meteorológico de los periódicos españoles, en el mapa de la Península, Portugal aparecía como un cuadro negro, no existíamos”, y que no ha conocido a españoles que hablen bien el idioma de Pessoa. Incluso dejó en el aire una pregunta: “¿Sería tan importante Saramago en España sin Pilar del Río? [la viuda del premio Nobel]”. Cebrián admitió el desconocimiento de la historia portuguesa entre los españoles y que estos han sido “arrogantes” con los portugueses por pertenecer a un país más grande. “Quizás tampoco ha habido un gran esfuerzo por parte de los Gobiernos”.

En un acto anunciado con el título de La libertad de prensa: Expresso y EL PAÍS, dos casos de periódicos de éxito, ambos periodistas se centraron en el estado que viven los medios de comunicación. Como en otras ocasiones, Cebrián aseguró que la prensa de papel "va a desaparecer" y acompañó su afirmación de varios datos: “En España han desaparecido 15.000 quioscos en menos de 10 años y los periódicos han perdido el 70% de su publicidad y circulación en seis años”. No obstante, subrayó que hay “un futuro brillante del periodismo”, pero que debe encontrarse un sistema de financiación, ni público ni mediante fundaciones, sino "privado". En esa línea subrayó que, gracias a la web, "más de la mitad de los lectores de EL PAÍS ya están fuera de España".