Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Cirque du Soleil viaja al planeta Soda Stereo

La compañía circense trabaja contrarreloj en Buenos Aires a un mes del estreno de 'Sép7imo día'

Ensayo del espectáculo 'Sép7imo día (no descansaré)' en Buenos Aires.
Ensayo del espectáculo 'Sép7imo día (no descansaré)' en Buenos Aires.

Falta menos de un mes para que Soda Stereo regrese al futuro. La música de la banda argentina que modernizó la escena pop rock latinoamericana en los 80 inundará un mundo extraterrestre poblado por acróbatas del Cirque du Soleil. Después de los espectáculos inspirados en los Beatles y en Michael Jackson, la compañía canadiense estrenará en Buenos Aires Sép7imo día (no descansaré), su primer musical ambientado en un grupo en español. "Va a ser una historia de ciencia ficción", desvela a EL PAÍS Daniel Kon, manager de Soda Stereo y productor ejecutivo del show. El debut será el 9 de marzo y ya hay casi 300.000 entradas vendidas para los 70 shows programados en la capital argentina. Después, la gira continuará por el interior del país, Perú, Chile, Colombia y México.

Parte del elenco del Cirque du Soleil para el show inspirado en Soda Stereo.
Parte del elenco del Cirque du Soleil para el show inspirado en Soda Stereo.

En estas últimas semanas, más de un centenar de personas de 14 nacionalidades distintas -hay actores, técnicos, directores, músicos, vestuaristas y maquilladores, entre otros- ajustan hasta el último detalle en el Luna Park, el estadio que fue el mayor templo del boxeo de Argentina antes de convertirse en sede de recitales. Se escucha hablar en inglés, francés y en español entre los andamios que sostienen a un futurista planeta en el escenario. "No queríamos apelar a la nostalgia sino que lo que intentamos todos juntos era crear algo nuevo e imaginar el futuro de Soda", dice Kon. La aventura con la compañía de circo más famosa del mundo comenzó a fraguarse en 2013, mientras Gustavo Cerati, exlíder de Soda Stereo, estaba en coma por el ACV que sufrió tras un concierto en Caracas en 2010. La familia de Cerati apoyó siempre la iniciativa, incluso después de su muerte, ocurrida el 4 de septiembre de 2014.

"Creo que a Gustavo le hubiera encantado la apuesta al futuro, porque era un gran inconformista con el pasado, por eso cada disco era algo nuevo, diferente e iba más allá", opina Kon. "Creo que le hubiera encantado formar parte de este ejército de locos apasionados porque la gente del circo son iguales que él, pueden llevar 14 horas de trabajo y siguen concentrados. Gustavo era igual, se le iban cayendo los soldados al lado. Eran las 5 de la mañana y él seguía en el estudio porque quería corregir ese pequeño acorde, esa toma de la voz", recuerda.

Mientras el planeta Soda comienza a cobrar vida en el interior del Luna Park, fuera los fans viven pendientes del calendario. Asocian el séptimo año de cada década con una nueva explosión en el universo creado por la mítica banda argentina y 2017 no es una excepción. En 1987 estalló la sodamanía continental con el concierto que Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti dieron en el festival chileno de Viña del Mar. Diez años después, el trío se disolvió. En 2007 rompieron todos los récords con su regreso para la gira Me verás volver. Este año, el espectáculo del Cirque du Soleil volverá a acercar la música de la banda a sus millones de seguidores, que reciben con entusiasmo cada novedad. La última, la nueva versión de En el séptimo día que se escuchará durante el musical.

"El comienzo fue un Big Bang y fue caliente", arranca solo Cerati. "La voz de Gustavo me sigue poniendo la piel de gallina", escribe uno de sus fans en la cuenta de Youtube del grupo donde se ha publicado la canción, que se acerca al medio millón de reproducciones en los primeros tres días. "Tu voz es mágicamente hermosa. Amor total. Contando los días para ver Sép7imo día", escribe otra.

Por primera vez en un espectáculo del Cirque du Soleil habrá público de pie, en el escenario. "Estamos aquí, en Argentina, y ustedes saltan, hacen pogo", justifica en un vídeo Chantal Tremblay, directora creativa de la compañía canadiense. "Esa energía es la que queremos para el show", agrega. Los sodamaníacos fueron invitados también a participar también a través de Internet, en una convocatoria a la que respondieron 150.000 personas y que formará parte de la canción Primavera Cero del espectáculo.

Kon, Diego Sáenz y Roberto Costa, de la productora Pop Art, querían hacer un espectáculo de Soda Stereo "como los del Cirque du Soleil" hasta que en 2013 se preguntaron si sería imposible hacerlo con ellos. Lograron una entrevista telefónica y después una presencial en Montreal. La compañía canadiense reunió a todos sus trabajadores latinos y les dijo que estaban pensando hacer un show inspirado en Soda Stereo. "Parece que estalló la sala, se armó un quilombo bárbaro", señala Kon. Varios focus group terminaron de convencerlos de que era una buena idea. "Nadie conoce esta banda en Canadá y Estados Unidos", admite Tremblay. "Cuando empezamos a trabajar en este proyecto, con Michel Laprise (director del espectáculo), no podíamos creer lo importante que es la banda. Ahora soy una gran fan", asegura.

Para Marcelo Fernández Bitar, autor de Soda Stereo, la biografía total (Sudamericana), Soda Stereo triunfó en toda Latinoamérica porque "lograron ser pioneros en la búsqueda de un sonido nuevo y una estética nueva" que atrajo a toda una generación en los 80. "En esa época no había rock en español y había miles de jóvenes que escuchaban pop y rock en inglés. Cuando descubrieron a Soda pensaban: 'son como nosotros, hablan español, y son tan buenos y ponen un show en vivo tan bueno como las bandas inglesas'. Les devolvió un orgullo por lo latino", agrega Kon.

Esa generación creció con éxitos como Persiana americana, De música ligera, Cuando pase el temblor, Prófugos y En la ciudad de la furia. Cerati ya no está para crear nuevas canciones y deleitar en vivo a su legión de seguidores, pero Sép7imo día se prepara para expandir el universo Soda hasta nuevos límites.