Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El récord rebelde de la taquilla de cine

Las salas de EE UU rozan en 2016 una cifra histórica: 10.800 millones de ingresos

Tras el triunfo de 2015, muchos expertos preveían un descenso en la recaudación

'Buscando a Dory', 'Capitán América: Civil War' y 'Mascotas', los tres filmes más taquilleros de EE UU.
'Buscando a Dory', 'Capitán América: Civil War' y 'Mascotas', los tres filmes más taquilleros de EE UU.

El cine también se ha rebelado. Como los protagonistas de Rogue One: una historia de Star Wars ante el Imperio galáctico. Como los héroes de Capitán América: Civil War, frente al control gubernamental. Y como la pequeña Dory, contra el olvido. Contagiada y arrastrada por sus pesos pesados, la propia taquilla se ha levantado a luchar. Y, en contra de los pronósticos, parece haber ganado, al menos en EE UU: las salas de cine del país recaudarán este año una cifra cercana a los 11.300 millones de dólares (10.800 millones de euros), la más alta de su historia, según publica Variety. Y eso que la misma revista, así como otros medios y expertos, apuntaron hace 12 meses que 2016 sería un año a la baja, tras los triunfos de 2015.

Lo cierto es que el año pasado dejó el listón muy alto. Los récords de recaudación de Star Wars. El despertar de la Fuerza y Jurassic World llevaron la taquilla tanto estadounidense como mundial a sus mejores marcas de siempre: respectivamente, 10.600 y 35.300 millones de euros, según la compañía ComScore. China también dio una enorme contribución, con 6.300 millones de ingresos, y un aumento del 49% respecto a 2014. Más en general, las salas acogieron en 2015 un desfile de titanes: nunca en la historia cinco filmes habían superado en el mismo año los 1.000 millones de euros de recaudación a nivel global, hasta que al regreso de jedis y dinosaurios se sumaron Los Vengadores: La era de Ultrón, Fast and Furious 7 y Los Minions.

De ahí que, precisamente al comparar los estrenos con los previstos para este año, Variety y compañía se atrevieran a un análisis más pesimista: sin superproducciones esperadísimas en el horizonte, incluso solo mantener los niveles de 2015 se antojaba como una misión imposible. El pinchazo de muchos supuestos taquillazos en verano (Alicia a través del espejo, Ninja Turtles: Fuera de las sombras, La leyenda de Tarzán…) y las críticas demoledoras recibidas por aspirantes al trono de las salas como Batman v Superman o Escuadrón Suicida reforzaron las sospechas de que 2016 no tenía suficientes armas para combatir la decepción. Aunque ya hacia la mitad del año los números sugerían una realidad opuesta: el primer semestre se cerró en EE UU con 5.250 millones recaudados, un 1,9% más que el año anterior.

Las previsiones sí acertaron en un aspecto: no ha habido un filme que haya liderado la rebelión en taquilla, sino que la unión de muchos éxitos de público más o menos sorprendentes (de Mascotas a Deadpool) ha llevado hasta el récord final. Un estudio, eso sí, guardará el calendario de 2016 como recuerdo de un año inolvidable: Disney ha sobrepasado los 7.000 millones de euros de recaudación, récord absoluto para una major.

Sea como fuere, el ascenso arrollador de Deadpool —filme a priori menor sobre un personaje secundario del universo de los X-Men— fue la primera señal de que no todo estaba escrito. Además, la taquilla pudo contar con certezas que últimamente nunca fallan: la lista de las 10 películas más taquilleras de EE UU en 2016 muestra que Rogue One es el único intruso entre superhéroes y filmes de animación. La clasificación refuerza también la apuesta de Hollywood por lo ya visto: por más que algunas secuelas o regresos célebres (Los cazafantasmas, Jason Bourne, Independence Day: contraataque) hayan logrado números por debajo de sus ambiciones, y pese a que varios medios denuncien la sequía creativa del cine, continuar o retomar ciertas sagas paga. “El modelo de aversión al riesgo de Hollywood”, como lo definió Jodie Foster a este periódico, sigue funcionando. Ahí están Buscando a Dory, Rogue One, Civil War o El libro de la selva para demostrarlo.

Así que la receta de superproducciones anunciada para 2017 tiene un aroma parecido. Habrá superhéroes (Spiderman Homecoming, Wonder Woman), remakes (La bella y la bestia, Kong: Skull Island) y nuevas entregas de sagas conocidas (el episodio VIII de Star Wars, Fast and Furious 8, Alien: Covenant). En cuanto a los resultados, mejor no avanzar nada. Los espectadores son más imprevisibles que Hollywood.

Las 10 películas más taquilleras de EE UU

1_Buscando a Dory: 465 millones.

2_Capitán América: Civil War: 391 millones.

3_Mascotas: 353 millones.

4_El libro de la selva: 348 millones.

5_Deadpool: 347 millones. 

6_Zootrópolis: 327 millones.

7_Batman v Superman: 316 millones.

8_Escuadrón Suicida: 311 millones.

9_Rogue One: Una historia de Star Wars: 304 millones.

10_Doctor Extraño: 219 millones.

Datos de la web Box Office Mojo.