Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yvonne Blake anuncia unos Goya más austeros “aunque elegantes”

La figurinista y presidenta provisional de la Academia de Cine presenta su programa electoral junto a sus dos vicepresidentes, Mariano Barroso y Nora Navas

Yvonne Blake (c), el director Mariano Barroso (d) y la actriz Nora Navas (i), en la presentación del programa.
Yvonne Blake (c), el director Mariano Barroso (d) y la actriz Nora Navas (i), en la presentación del programa. EFE

La figurinista Yvonne Blake, Premio Nacional del Cine, ha presentado esta tarde su programa electoral junto a los futuros vicepresidentes, el director y guionista Mariano Barroso y la actriz Nora Navas. En el auditorio, no más de una treintena de académicos, de los casi 1.200 miembros de la institución, y algunos periodistas. Desde Barcelona, solo tres (una, Judith Colell, vicepresidenta interina). Antes de comenzar a desgranar sus planes de futuro, Blake explicó sobre su falta de rivales: "Nos habría gustado que hubiera más candidaturas, porque apostamos por el debate". Presidenta interina desde el 15 de julio, tras la dimisión del anterior presidente, Antonio Resines, Blake se convirtió en presidenta in péctore cuando su terna se quedó en la campaña electoral en solitario. "De las otras dos candidaturas anuladas, una ni siquiera era terna y la otra se retiró al saber que nos presentábamos nosotros". El 15 de octubre será confirmada por la Asamblea General. O no, porque por primera vez la Asamblea puede votar en contra de la terna, aunque sea única.

La diseñadora de vestuario (Manchester, 1940), con cuatro goyas y un oscar a sus espaldas, contó sobre el pasado reciente: "Las cosas que han pasado en la Academia, complejas y difíciles, se han ido con el verano. Heredemos de las dos anteriores presidencias los proyectos de la Memoria del Cine y de la Fundación Academia. Queremos regenerar y rejuvenecer la institución, alejándonos del elitismo". A su lado Barroso y Navas aseguraron que tienen muchas ganas y que sentían que se movían "en las mismas vibraciones".

Para Blake, el inicio de su programa arranca con "la transparencia". "Debemos renovar los estatutos, hacer más fácil el acceso de los nuevos miembros. Queremos flexibilizar estas entradas". Barroso anunció más planes, como una academia "más abierta y participativa". Ahondó en sus líneas: "Queremos reclamar el respeto que nos merecemos ante este inexplicable desprecio que sufrimos en temas como el 21% del IVA". Sobre la próxima gala de los Goya, Blake anunció: "Será más austera, y a la vez más elegante y con más encanto. Daremos más noticias muy pronto". No explicó más.

"Ya hemos tenido una larga conversación con la representante de la Academia de Hollywood en Londres para generar actividades en común" (Yvonne Blake)

Hubo diversas intervenciones desde el patio de butacas. Fernando Lara reflexionó sobre la poquísima participación de los académicos en sus actos. "Va a tener que ser la junta directiva quien impulse mayor presencia, porque ya veis los que somos aquí". Desde el escenario, el trío aseguró estar en esa línea. "Debemos abrirnos, empezar a crear cursos y encuentros que sirvan en ese objetivo", contó Barroso. Blake desveló: "Ya hemos tenido una larga conversación con la representante de la Academia de Hollywood en Londres para generar actividades en común. Hemos planeado un encuentro parecido con BAFTA y pensamos también en acercarnos a los franceses". Sobre los ingresos económicos, Blake planteó: "Tenemos que buscar nuevos patrocinios, más generosos, que lleguen más lejos que la gala de los Goya".

Blake se negó a responder sobre el despido del director general de la Academia, Porfirio Enríquez. "Hoy no toca", repitió dos veces. El paso de Enríquez ha sido controvertido. Chocó con Enrique González Macho, y Resines vivió en medio la marejada del intento de su primer despido por parte de la junta directiva, que falló cuando descubrieron el blindaje de su contrato. La habitual endogamia del cargo, los directores surgian de la junta, no se repetirá en la próxima elección, según la misma junta.

Y sobre las quejas del anterior presidente, Antonio Resines, dijo: "Me opongo a que cambie el funcionamiento de la junta directiva, no veo porqué ya que hay gente maravillosa en ella, y dar más poder al presidente. Podríamos caer en el caciquismo". Sobre la falta de voluntarios para entrar en la terna, Barroso comentó que efectivamente esa ausencia refleja "la situación general del país". No llegaron más lejos en la explicación de su programa electoral, salvo en que quieren implicar "a la gente que hoy hace cine en España".

Barroso tampoco respondió sobre la AIE (Asociación de Interés Económico) creada el año pasado para los premios Goya. "No tengo información porque todavía no estamos al cargo ni acceso a los papeles". Blake respondió sobre los problemas de Resines que le llevaron a su dimisión, según el presidente, con la junta directiva: "La junta directiva no obstruirá lo que vayamos a hacer. No creo que haya discrepancias. No creo que haya problemas con nosotros. En el pasado hubo problemas sobre dineros gastados por la presidencia y la dirección sin pasar por la junta directiva, de forma opaca. Queremos traer más transparencia a las decisiones".