Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ernesto Caballero presta su voz a los sin papeles

'Tratos' parte de Cervantes para contar testimonios de migrantes

Astrid Jones, con Elton Prince al fondo en la representación de 'Tratos'.
Astrid Jones, con Elton Prince al fondo en la representación de 'Tratos'.

Hacer visible lo que ocultan los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Exponer las ilusiones y decepciones de esos hombres y mujeres que abandonan África en busca del sueño europeo. Con estas premisas y a partir de los relatos de decenas de migrantes que han pasado por algunos de los siete centros de ese tipo que existen en España, el dramaturgo Ernesto Caballero ha construido y dirigido Tratos, una obra basada en Trato de Argel, de Cervantes.

Los sótanos abovedados del centro cultural Conde Duque de Madrid, donde permanecerá en cartel hasta el 24 de septiembre, sirven como escenario a este montaje que desenreda la experiencia vital de una pareja internada en un CIE, Aurelio y Silvia, quienes, tras abandonar su país, pretenden vivir dignamente en Europa. Allí conocerán a Saavedra, un “esperpento con mala suerte” que entra y sale constantemente de los centros.

Caballero traslada al presente a Aurelio (Elton Prince), Silvia (Astrid Jones) y Saavedra (Primo José Meñán), los personajes de Cervantes y monta un trabajo en el que ha primado la voluntad de reunir a un equipo multicultural de intérpretes.

El dramaturgo ha realizado un trabajo de investigación a partir de testimonios de migrantes que han vivido en los CIE, unas instalaciones cuestionadas por diversas ONG y grupos que trabajan con extranjeros sin papeles. Ninguno de los tres intérpretes principales, todos ellos españoles de origen africano, ha pasado por uno de ellos, pero en su memoria están grabados los relatos de personas allí internadas de forma obligatoria por entrar ilegalmente en territorio español.

Caballero ha querido materializar una propuesta artística que haga visible una realidad desconocida por una gran mayoría de ciudadanos.

Cervantes publicó en 1582 Trato de Argel, un testimonio irónico de su cautiverio en Argel que escribió tras ser liberado.

“Todas esas verdades”

El dramaturgo destaca su gran fuerza testimonial: “Cervantes respira por la herida constantemente”. Caballero ha elegido la pieza, una de las menos conocidas del autor del Quijote, coincidiendo con el cuarto centenario de su muerte y con el objetivo de trasladarla al momento actual y exponer su visión de las vicisitudes que atraviesan un gran número de personas que carecen de documentos para vivir de forma legal en España.

“Uno es director y sabe distinguir bien el relato de la verdad, y todas esas verdades las he trasladado a la historia”, explica el también director del Centro Dramático Nacional (CDN). “He querido compartir esa conmoción que sentí al investigar en esas historias con los espectadores”, apostilla.

Astrid Jones, Elton Prince y Primo José Meñán comparten el escenario con otros intérpretes como Ione Irazabal, Carmen Gutiérrez y Chema Adeva.

“Si en el siglo XXI se puede establecer un paralelismo con una obra que fue escrita hace tanto tiempo, aún queda mucho por hacer”, señala Jones tras hablar de su interés personal y artístico por participar en un proyecto en el que se aborda una cuestión tan dura y complicada.

Esta coproducción del CDN y la capitalidad cultural de San Sebastián 2016 ha sido incluida en la programación oficial puesta en marcha para celebrar el cuarto centenario de la muerte de Cervantes.

¿Cuántas veces un ciudadano es consciente de lo que le ocurre a otro ser humano? Tratos pretende dar respuesta a esta cuestión con su texto tanto como con su escenografía: una pasarela se enseñorea del escenario creando una brusca y violenta segmentación entre dos grupos humanos con el objetivo final de apelar a la necesidad de ponerse en el lugar del otro.