Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un viaje a la India de la mano de Octavio Paz

Pedro Tabernero lanza el libro ‘Ladera este‘, un homenaje al Nobel mexicano acompañado por ‘collages’ del ilustrador Vicente Rojo

El escritor Octavio Paz en la Biblioteca Nacional de España, en 1996. Ampliar foto
El escritor Octavio Paz en la Biblioteca Nacional de España, en 1996.

 

El calor extenuante, el caos incontrolable, la alegría de los niños que juegan en las calles y una explosión de colores que se mezclan con el follaje. Este es el viaje que el editor sevillano Pedro Tabernero propone a los lectores de Ladera Este (Grupo Pandora, 2016), una compilación de poemas que Octavio Paz escribió durante los años que vivió en la India. Tabernero hace mancuerna con el ilustrador Vicente Rojo para recrear la atmósfera de sentimientos y sensaciones de los versos de Paz, y rendir así homenaje al premio Nobel mexicano. El resultado es una aventura que traspasa dos formas de expresión artística y narrativa, fiel al afán experimental e inconformista que caracterizó la obra del poeta. "No se trata de ilustrar el libro, sino de crear dos diálogos paralelos", explica el editor. "En realidad son dos libros en uno", agrega.

Tabernero quería hacer un libro sobre México. La elección entre la amplia gama de poetas y escritores del país no fue fácil, pero la apuesta por Paz se impuso por las imágenes que proyectaban sus textos y porque se enmarcaban en un contexto geográfico concreto, en este caso, Nueva Delhi, donde el poeta fue embajador entre 1962 y 1968. Ladera Este, presentado este jueves en el Centro Cultural de España en México, es el último título de la colección "Poetas y Ciudades", que reúne a iconos de las letras con los sitios que amaban. En el compendio de ocho títulos se incluyen las andanzas de Federico García Lorca en Nueva York, el Buenos Aires de Jorge Luis Borges y los pasos de Pablo Neruda en su natal Chile, entre otros. “Es cierto que el libro está inmerso en la India, pero también hay mucho de Latinoamérica y de las raíces mexicanas de Paz, por eso es también un culto a México”, comenta.

El proyecto fue una travesía de casi dos años. Tabernero reconoce que Rojo, su amigo desde hace más de 40 años, fue clave para culminar la obra. El pintor mexicano fue el encargado de la portada de la primera edición de Cien años de soledad de Gabriel García Márquez y trabajó con autores de la talla de José Emilio Pacheco, Elena Poniatowska y el propio Octavio Paz, con quien había colaborado en Discos Visuales (1968). Para esta ocasión, Rojo creó 400 páginas de collages sobre los versos de Paz. La selección final mantuvo el carácter orgánico y casi artesanal de su proceso de trabajo, donde se aprecian los recortes, los fallos humanos y figuras que desfilan por la cornisa de las páginas, casi a punto de salirse. "Vicente es mi Diego Rivera, su aporte fue importantísimo", reconoce el editor sevillano.

Tabernero, que tiene más de 400 títulos a cuestas, ofrece al lector asiduo a la poesía un juego entre la imagen y la palabra, y lanza una invitación novedosa para aquellos que no se han acercado a la poesía, y a la obra de Paz, por prejuicios o falta de interés. "Siempre intento hacer una colección atractiva para el público, promover cosas que no se hayan hecho, probar mezclas que no se han presentado", asegura el también químico. Sus antecedentes formativos en la ciencia conducen este experimento que aborda la forma de Paz de contemplar al mundo, con sus grandezas y peculiaridades, pero también con un cuidado constante por los detalles más pequeños. "Soy editor porque no encontraba en las librerías lo que buscaba", señala Tabernero sobre el impulso que lo llevó a adentrarse en el mundo de los libros hace 47 años.

La edición estará disponible en las librerías de Iberoamérica y España e incluye textos complementarios del académico de la lengua Juan Gil, el escritor Juan Bonilla, el poeta Jacobo Cortines y Juan Manuel Bonet, director del Instituto Cervantes de París. Tabernero presentará el libro, precisamente, en esa sede de los institutos de la lengua, donde la biblioteca está dedicada a la memoria de Octavio Paz.

El editor adelanta también que el próximo autor homenajeado en su colección Poetas y Ciudades será José Manuel Caballero Bonald con Diario de Argónida. El escritor español de 89 años será el primer poeta vivo que reciba este reconocimiento. Tabernero no descarta abrir la compilación a autores que no sean hispanohablantes y que no estén dedicados a la poesía, y admite que en el futuro le encantaría trabajar con los textos del mexicano Carlos Fuentes y el colombiano García Márquez.

Más información