Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El legado de Lorca no podrá salir de España

La Comunidad de Madrid declarará Bien de Interés Cultural el archivo del poeta ante el riesgo de que pueda venderse para saldar las deudas de la fundación que lleva su nombre

El poeta Federico García Lorca, en la Universidad de Columbia, en 1929.
El poeta Federico García Lorca, en la Universidad de Columbia, en 1929.

El legado de Federico García Lorca se quedará íntegramente en España. En Madrid o en Granada, pero en España. La amenaza de que pudiera venderse o dividirse para afrontar las deudas —unos 10 millones de euros, según el Ministerio de Cultura— contraídas por la fundación que lo gestiona, han empujado al Gobierno en funciones y a la Comunidad de Madrid a actuar. En una semana, la Secretaría de Estado de Cultura, que dirige José María Lassalle, y el equipo de Cristina Cifuentes, presidenta madrileña, han decidido declararlo Bien de Interés Cultural (BIC). El anuncio de esta medida llegará en los próximos días y lo hará la propia Cifuentes.

Se trata de una decisión drástica, que ha sido comunicada, antes de hacerse pública, tanto a la familia como a los miembros del patronato. Es otro dramático episodio de una historia que arrancó en junio de 2015, cuando Laura García Lorca, sobrina del poeta y responsable de la fundación, denunció a su gestor, Juan Tomás Martín, por apropiación indebida y falsedad documental ante los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid.

La inauguración del Centro García Lorca, construido en Granada para, entre otras cosas, albergar el legado, que se guardaba (y se guarda) en la Residencia de Estudiantes de Madrid, estaba prevista para el 5 de junio. No pudo celebrarse como merece la memoria del poeta asesinado en 1936. La empresa constructora Ferrovial reclamó una deuda de tres millones por las obras al consorcio responsable, integrado por el ministerio, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y la Diputación de Granada, además de por la propia fundación. Después, llegó una cascada de impagos y cuentas sin satisfacer, además de la reclamación de explicaciones sobre un generoso fondo de cuatro millones que el Gobierno de Noruega había entregado al proyecto. De los 27 millones que el gestor manejó a lo largo de los años, 4,4 millones permanecen desaparecidos, según cálculos del consejo rector del consorcio.

Desde que estalló el problema, se han sucedido intensas negociaciones entre los patronos de la fundación y los gobiernos, empresas e instituciones implicados para solucionar, “de buena fe”, señalan en Cultura, la situación. Insinuaciones formuladas por algunos de los implicados sobre la posibilidad de vender parte del legado para hacer frente a los pagos ha obligado a la decisión de ambos gobiernos de bloquearlo de inmediato.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha tomado la iniciativa, pero, según dicta la ley, corresponde a las comunidades autónomas de donde el legado queda depositado ejecutar la medida. También se ha informado a la Junta de Andalucía, ya que, según todos los indicios, Granada será el destino final del conjunto.

“Federico García Lorca, Buñuel, Dalí y Picasso son nombres fundamentales de la cultura española del siglo XX. No podemos permitir que su herencia se nos escape ni, mucho menos, ponerla en riesgo”, asegura Lassalle. Lo mismo afirman desde la Comunidad de Madrid. Anunciada Fernández de Córdova, responsable de la Oficina de Cultura y Turismo, asegura que en los últimos días se ha llevado a cabo un riguroso inventario del mismo. Este periódico ha intentado ponerse en contacto con la familia del poeta, pero no ha obtenido respuesta.

La Fundación García Lorca se constituyó en 1982 y desde 1986 está ubicada en la Residencia de Estudiantes. La presidenta Cifuentes asegura que con la declaración del archivo como Bien de Interés Cultural "este pasa del nivel básico de protección que tienen actualmente los documentos [Censo de Patrimonio Documental] al máximo nivel de protección".

En las cajas hay 46 dibujos originales del poeta, 2.343 cuartillas manuscritas con prosa, teatro y poesía, un importante fondo fotográfico con más de 900 imágenes catalogadas, material musical que incluye partituras autógrafas de García Lorca y otras más de 300 coleccionadas por él.

La biblioteca personal del poeta también forma parte del legado: cuenta con una importante colección de revistas literarias de la época, unos 125 libros dedicados a él por sus autores, un fondo de 4.624 libros catalogados y más de 500 por registrar; la correspondencia del autor, con 176 cartas dirigidas a su familia y amigos y más de 2.000 páginas de misivas destinadas a él. También dispone de ejemplares de todas las ediciones de las obras de García Lorca en castellano y traducidas a varios los idiomas.

En cuanto a las obras de arte que poseía, reunió piezas de Salvador Dalí, Ramón Gaya, Ismael de la Serna, Rafael Barradas, Manuel Ángeles Ortiz, José Caballero y Benjamín Palencia, entre otros. Asimismo, el archivo cuenta con una colección de miles de recortes de prensa española y extranjera recogidos y catalogados de manera sistemática desde 1986, así como un importante conjunto de libros y artículos críticos sobre la vida y obra del poeta. En total, más de 19.000 documentos.

Fondos internacionales

Páginas manuscritas y mecanografiadas por García Lorca de su obra 'Poeta en Nueva York'.
Páginas manuscritas y mecanografiadas por García Lorca de su obra 'Poeta en Nueva York'.

Además de los fondos que los diferentes gobiernos españoles han dedicado a la construcción del Centro Federico García Lorca, existen aportaciones internacionales que no se han visto afectadas por el presunto desfalco, pero que sí han quedado dañadas respecto a la fiabilidad del proyecto. La mayor ha corrido por cuenta de Noruega, que junto a Liechtenstein e Islandia han dedicado 4,8 millones de euros para la programación y el equipamiento del edificio. Ese dinero se encuentra a buen recaudo. Los fondos han sido gestionados por el consorcio, y la fundación no ha intervenido en su manejo.

Aun así, según fuentes de Cultura, el Gobierno noruego se ha mostrado muy preocupado por la situación y quiere que todo se clarifique cuanto antes. Otra de las razones que mueven a actuar de forma contundente al Gobierno y a la Comunidad es no dañar la imagen del poeta ni del país en todo este lamentable proceso. Según los responsables de la iniciativa, los recientes sucesos en la alcaldía de Granada, con su antiguo responsable, José Torres Hurtado, detenido por corrupción urbanística, tampoco llamaban a la tranquilidad y han influido en la reciente toma de decisiones.