Bruselas propone la portabilidad de contenidos digitales por toda la UE

La Comisión detalla su estrategia de mercado único digital que saldrá a mediados de 2016 El acceso a los contenidos en Internet y la regulación del 'copyright', prioritarios

Tres comisarios europeos durante la presentación del mercado único digital.
Tres comisarios europeos durante la presentación del mercado único digital. JOHN THYS (AFP)

Bruselas da otro paso más hacia la unión digital de los Veintiocho. Este miércoles, la Comisión Europea ha querido detallar un poco más su estrategia del mercado online que ya presentó el pasado mayo. Dos proyectos se anuncian como prioritarios: la portabilidad de los contenidos digitales adquiridos en línea —que se espera entre en vigor, junto a la eliminación del roaming, a mediados de 2017— y una regulación más uniforme y moderna del copyright (derechos de autor) a lo largo de la Unión. "Para el que crea en la unión digital, las fronteras nacionales tienen que perder relevancia", sostienen fuentes comunitarias.

"Todos aquellos que compran contenidos de forma legal como películas, libros, partidos de fútbol y series de televisión, deben poder llevarlos consigo a cualquier lugar de Europa al que vayan", ha declarado el vicepresidente para la unión digital, Andrus Ansip. Con esta medida, la Comisión pretende que de manera estrictamente temporal —aunque no se contemplan períodos máximos establecidos— los usuarios que efectúan esta práctica, que la Comisión estima en el 49% de europeos, puedan disfrutar de los contenidos adquiridos en línea cuando viajen "por turismo o por trabajo". Bruselas apunta principalmente al sector audiovisual porque el gasto que han hecho los consumidores en este sector entre 2010 y 2013 incrementó un 400%.

Bruselas se basa en los datos para desarrollar la propuesta: el 35% de los ciudadanos comunitarios viaja "al menos" una vez al año y pasa fuera de su hogar una media de diez días. La clave del plan que la Comisión presenta hoy está en el lugar de residencia del usuario. "Esperamos que no haya abusos", advirtieron fuentes comunitarias. Existen varias formas de averiguar el lugar de residencia de los ciudadanos europeos a pesar de la libertad de movimiento en el espacio Schengen. Según las mismas fuentes, existe "mucha" jurisprudencia al respecto y, aunque sugieren no enrocarse aún en esta discusión, las facturas bancarias o el lugar donde se realice la mayor actividad económica, son indicativos de residencia. "No es posible tener dos residencias", avisan desde la Comisión. No obstante, fuentes relacionadas con la nueva norma explican que será misión del proveedor del servicio el "comprobar y verificar" el lugar de residencia de su cliente para que luego pueda hacer buen uso del derecho de portabilidad.

El Ejecutivo comunitario ya anunció el pasado mayo su intención de terminar con el bloqueo geográfico de los contenidos en internet —creando una de los mayores territorios digitales después de EE UU— pues un 50% de los usuarios que han intentado ver la retransmisión en directo de algún evento deportivo no ha podido, según Bruselas. Lo mismo ocurre con el 40% que intenta ver series de televisión.

Aunque fuentes de la Comisión aseguran que la propuesta de portabilidad "está madura", en referencia al consenso entre Parlamento Europeo y Comisión, admiten que "el plato fuerte" llegará a mediados de 2016 con una serie de propuestas legislativas concretas que llegarán "sin pausa una tras otra".

Un 'copyright' igual y más moderno

El 49% de los europeos se descargan material de autor en forma de serie televisiva, película, libro o canción. Por eso la Comisión ha anunciado este miércoles una "modernización" del sistema de derechos de autor que se adapte a los 28 Estados de la UE. "Aún existen reglas muy diferentes entre países", señalan fuentes europeas que señalan en dos extremos: Alemania, con una política más enfocada en los derechos, y España, con una de excepciones. "Hay que encontrar un equilibrio" entre el beneficio del consumidor y la retribución económica del autor, el distribuidor, etc, explican fuentes comunitarias.

De esta forma, el brazo ejecutivo de la UE propone cuatro pilares de acción para una mayor convergencia en el copyright entre los Veintiocho: ampliación del acceso a los contenidos, aplicación de excepciones al copyright para obtener una sociedad más innovadora, creación de un mercado más justo y equilibrado y lucha contra la piratería.

EDIMA, el sindicato que aglutina a las plataformas digitales en la UE, aplaude la intención de Bruselas de armonizar y sobre todo modernizar el copyright "para ajustarse a los fines perseguidos en la era digital", según declaró su directora general, Siada El Ramly, en un comunicado.  Bruselas, por tanto, ha abierto un período de consultas con los Estados miembro pero espera adoptar medidas legislativas al respecto en los seis próximos meses. "nuestro objetivos es abrir el acceso a los contenidos culturales en la red pero también apoyar a sus creadores", declaró el vicepresidente de la Comisión para el mercado único digital, Andrus Ansip.

Mejores contratos digitales

B. D. C, Bruselas

Uno de cada tres consumidores en la UE han tenido algún problema en 2014 respecto a su compra por internet y sólo uno de cada 10 lo ha conseguido solucionar. La Comisión, por tanto, opina que es "urgente" crear normas en los contratos generales.

El comercio electrónico es un nicho en crecimiento. Sin embargo, por ahora solo el 12% de los minoristas europeos (en España el 19%) comercian de una forma transnacional online en contra del 37% (en España el 53%) que lo hacen dentro de las fronteras de un país determinado. La brecha es grande y la Comisión quiere cerrarla lo máximo posible para "facilitar la entrega" de bienes y servicios en toda la UE, según la comisaria de Consumo, Vera Jourová. "Esto traerá más opciones a precios más competitivos a los consumidores" de la UE, explicó.

Bruselas planea elaborar dos directivas al respecto, una para regular los contenidos digitales —que se centrará en la confianza en el productor para subsanar defectos, en el derecho de poner fin a un contrato, en el intercambio de datos y en la reversión de la carga de la prueba— y otra dedicada a los bienes, enfocada a la regulación de los bienes de segunda mano además de a las mismas características que para los contenidos digitales.

En su afán por eliminar las barreras geográficas al comercio en la red, Bruselas prevé que 122.000 empresas se sumen al mercado online en otros Estados miembro y que el número de consumidores por Internet podría alcanzar hasta los 70 millones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS