Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tributo que nunca quiso perderse Pappo

El músico Juanse versiona en su último trabajo, ‘Pappo X Juanse’, junto a otros artistas argentinos, al referente del blues y el heavy metal en Argentina

El músico Juanse (izquierda), junto a Pappo.
El músico Juanse (izquierda), junto a Pappo.

Juan Sebastián Gutiérrez, Juanse, músico argentino y ex líder de los Ratones Paranoicos, ya había contemplado la idea de rendir tributo a su amigo Norberto Aníbal Napolitano, Pappo, antes de su muerte, en 2005. Incluso la llegó a compartir con su amigo y compañero de ruta. “Cuando se lo comenté me dijo: ‘Bueno, pero me vas a dejar tocar un tema a mí, ¿no?’. A lo que tuve que responderle que acabaría queriendo tocar en todas las canciones y que al final no sería un disco de versiones, sino su disco”, explica Juanse con una voz sonriente al otro lado del teléfono desde Buenos Aires.

“Son mis versiones de las canciones de Pappo, no son covers”, recalca Juanse. Juanse X Pappo (Warner, abril 2015) es un viaje a través de 14 temas que rememoran al referente del blues y el heavy metal de Argentina de los primeros cinco volúmenes de Pappo's Blues cuando se cumple el décimo aniversario de su muerte. Según Juanse, es una recopilación de su obra más desconocida, salvo algunas canciones como Malas compañías o Desconfío, tema que también se encargaría de versionar Andrés Calamaro, que participa en este disco en la misma canción, al que define como amigo desde hace 20 años y del que dice tiene un “concepto del compañerismo sin traiciones”.

El disco, grabado en pocas tomas, no contempla cortes entre canción y canción. Recuerda a esas largas veladas flamencas donde los músicos se arremolinaban frente a los micrófonos y las guitarras y dejaban que fluyera la magia, pero en clave de rock. “Las versiones están ligadas, no hay cortes. El disco surgió como nació en los ensayos”, recuerda Juanse, ex líder de los Ratones Paranoicos. El músico lo ha llevado a los teatros argentinos con la misma liturgia de la grabación, sin alterar el orden, como si de una obra santa se tratase.

El disco, grabado en pocas tomas, no contempla cortes entre canción y canción

Si Juanse hubiera adelantado el homenaje a aquel fatídico día de 2005 en el que Pappo rozó su Harley-Davidson con la moto de su hijo Luciano y acabó arrollado por un coche que los seguía, el músico argentino se imagina cantando con él Sucio y desprolijo: “En vivo es una canción que rinde mucho y realmente nunca me canso de escucharla. Es una obra maestra”. Si tuviera que añadir alguna más a esta lista en la que Pappo hubiera participado con su voz y su guitarra estarían Hombre suburbanoMalas compañías.

“Es un artista con el que he compartido toda una vida haciendo música”. Durante un breve periodo de tiempo formaron un proyecto conjunto: la Juanse Pappo Roll Band. Igualmente, durante sus sendas carreras musicales, no desaprovechaban la oportunidad de invitarse al escenario en sus espectáculos. Incluso Juanse produjo el disco Pappo's Blues volumen 8 caso cerrado, en el que se incluye el clásico Ruta 66, canción que cierra este homenaje póstumo. Pappo, que según Juanse es “un músico virtuoso en el fondo y forma y uno de los mejores bluseros”, compartió escenario con B.B. King, el que diría del argentino que era uno de los mejores guitarristas que había conocido en su vida; también con el cantante de Lemmy Kilmister de Motörhead y fue telonero en cada una de las visitas de los Rolling Stones a Argentina hasta su desaparición.

Juanse, que ahora tiene 53 años, uno menos del que tenía su amigo Pappo al morir, lleva 30 en el escenario, pero asegura que en su larga carrera no ha dejado de sorprenderse, como parte de su secreto para mantenerse en el escenario: “El oficio es una gran responsabilidad, aunque no deja de ser un mundo en el que se da cabida a las nuevas generaciones, para que se reintegren al circuito de la diversión”, reflexiona Juanse.

Pero, ¿hay un relevo generacional de aquello rockeros como Spinetta, Charly García o Cerati? “El mundo del espectáculo está absorbido por agentes ajenos a los artistas. Acá en Argentina hemos tenido recientemente una gira de unos youtubers que han cambiado la forma de liderar lo que es artístico de lo no lo es”, se lamenta Juanse por el devenir de los nuevos tiempos y la tecnología. Sin embargo, el músico sigue teniendo esperanzas en la nueva camada del rock, en bandas como Armada Cósmica, de la que su hijo es integrante, y la que define con un estilo complejo, que bebe del rock de Manchester. “Es cierto que falta reciclaje y hay un aletargamiento desde hace 10 años. Es como si los años 80 todavía siguieran. Por otro lado es una pena que Madonna llame más la atención por caerse que por su último disco”, asegura Juanse.