adiós a carmen balcells, la impulsora del 'boom' latinoamericano

Cultura ultimaba la compra de su archivo por 1,5 millones

La agente literaria, quien vendió parte de sus fondos al Estado en 2010, conservaba aún contratos, cartas, su biblioteca y fotos

Carmen Balcells, fotografiada el 3 de mayo de 2000.
Carmen Balcells, fotografiada el 3 de mayo de 2000.Marcel.li Saenz

El archivo de Carmen Balcells es historia de la literatura. Buena parte del legado almacenado por la agente a lo largo de seis décadas fue adquirido por el Ministerio de Cultura en 2010, que pagó tres millones de euros por unos fondos que ocupaban 2.000 cajas (2.500 metros lineales). Pero eso no era todo. Balcells había conservado en su poder los contratos con autores y editores, su biblioteca particular, el fondo fotográfico, correspondencia privada y otro material más personal, como los diarios que escribió a partir de 1954, cuando comenzó a trabajar en la agencia del escritor rumano exiliado Vintila Horia, y que alimentó hasta fechas recientes. Además, la agencia ha seguido generando nuevo material en los últimos años.

Todos estos fondos habían sido ofertados de nuevo por Balcells y, según el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ya se había alcanzado un acuerdo con ella para adquirir este material con la intención de unificar todo su archivo. “Había un compromiso moral asumido por ambas partes para que esos fondos fuesen incorporados al archivo comprado hace cinco años. Era su voluntad que su archivo completo fuese para el Estado”, señaló ayer José María Lassalle.

Las conversaciones habían avanzado hasta el punto de que la Junta de Valoración de Cultura ya había analizado el material y adoptado un acuerdo, que fijaba la tasación económica en 1,5 millones de euros, la mitad de lo pagado en 2010. A ello se añadía la posibilidad de que cualquier documentación adicional fuese donada por Carmen Balcells a cambio de desgravaciones fiscales por un máximo de 700.000 euros.

El fallecimiento de la agente plantea ahora alguna incógnita sobre el futuro de este archivo, ya que las negociaciones tendrán que continuar con los herederos de Balcells. Y el archivo de la agente es un material muy codiciado. En más de una ocasión, la Generalitat catalana ha expresado su deseo de que el material comprado por el Estado retorne a Cataluña. La muerte de Balcells genera ahora incertidumbre sobre el futuro del material que se conserva en la agencia, que contiene información sobre unos 200 autores y decenas de editoriales, que han sido esenciales en la historia de la literatura del siglo XX.

Los fondos comprados por Cultura en 2010, que se custodian en el Archivo General de la Administración (AGA) en Alcalá de Henares, incluyen liquidaciones de derechos, borradores de obras literarias, originales traducidos y correspondencia con dos centenares largos de escritores a los que defendió con uñas y dientes. Historia de la literatura en estado puro.

En una carta de 1972, dirigida al escritor chileno José Donoso, figura una certera definición de Carmen Balcells, escrita por ella misma: “Contrariamente a lo que parece por el tono festivo que mantengo con mis representados, a la hora del business soy implacable”.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50