Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Talleres de cerámica para aprender kichwa en el norte de Perú

En San Martín se imparten clases de artesanía para frenar el proceso de pérdida del kichwa

Una sabia kichwa imparte un taller de artesanía a niños en San Martín.
Una sabia kichwa imparte un taller de artesanía a niños en San Martín.

El kichwa de San Martín, en el norte de Perú, era la lengua materna de muchos niñas y niños hace unos 15 años. Sin embargo, el hecho de que la enseñanza en las escuelas sea solo en castellano contribuyó para que el idioma, de la familia lingüística del quechua, fuera hablado cada vez menos. “Solo los mayores hablan el kichwa. Los jóvenes, aunque sepan la lengua, no quieren hablarla", cuenta Vidal Carbajal Solís, lingüista quechua que trabaja junto a otros docentes en el proyecto de Educación Intercultural Bilingüe, creado para revertir esa situación.

El proyecto, iniciado en el año 2010, tiene la orientación específica de recuperar la lengua desde la casa. La intención es brindar conocimientos de la lengua originaria tanto en la comunidad como en la escuela, en talleres impartidos por los yachaq, sabios y sabias quechuas conocedores de la cultura ancestral.

En San Martín, la experiencia se da en tres comunidades: Kawana Sisa, Chirik Sacha y Wayku. Una de las principales estrategias es el taller de artesanía y cerámica, en el cual niños y niñas de primero a sexto grado aprenden a elaborar utensilios propios de la zona y tejidos en clases que se imparten en kichwa. Aunque las estrategias de enseñanza tengan esa característica, Solís afirma que todavía no hubo la capacitación de los sabios para implementar una propuesta de enseñanza del kichwa como segunda lengua.

Solís señala que la experiencia en esas tres comunidades ya ha tenido un impacto importante, llevando otras localidades pidan al Ministerio de Educación el apoyo para la revitalización del kichwa. "Se ha elaborado una guía de revitalización y se están proponiendo materiales de apoyo. Esta es la primera experiencia de revitalización que nace desde sus propios hablantes", relata el lingüista.

Más información