Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CÁMARA OCULTA

No y no

Montoro, el ministro de Hacienda, no da su brazo a torcer para bajar el IVA cultural

Mientras el ex ministro Wert está disfrutando "el último tongo en París”, según se le caricaturiza en las redes sociales, su sucesor ha tirado la toalla respecto al IVA cultural. “Me he batido para que se bajara pero no ha podido ser”, ha confesado tras los dos meses que lleva en el cargo. La culpa es de Montoro, el ministro de Hacienda que no da su brazo a torcer. Extraoficialmente se insinuó en abril que el IVA se iba a situar en el porcentaje previo al subidón, pero no ha sido así. “He dicho que no y es que no”, parece decir el pertinaz Montoro. No importan las protestas habidas y las aún por haber, ni tampoco la lógica que esgrimen distribuidores y exhibidores para bajar ese desproporcionado impuesto. No y no. Y basta.

Sí ha subido en un 14% la cantidad con que se ayuda al cine, lo que permitirá cubrir las deudas que el Ministerio viene arrastrando año tras año. Como con eso las primeras demandas de los representantes de los cineastas parecen satisfechas, se cierra carpeta. Agosto es un mes de treguas. Pero queda tanto por resolver… Por ejemplo, el reglamento que organizará la fórmula de estas ayudas; la Filmoteca, a la que se presta tan poca atención oficial siendo, como cualquier museo nacional, un lugar de preservación de los tesoros de la memoria; los festivales que se quedan con lo puesto… En fin, todas esas caras que hacen el gran prisma que es la cinematografía, un estandarte cultural de primer orden pero que en España, desgraciadamente, sigue sin tener la consideración debida. Lo hemos dicho ya tantas veces que suena a manido. De modo que, de momento, chitón, al menos hasta que pasen estas calores que atocinan las neuronas. Ir al cine sigue siendo un placer, y las películas que se anuncian para el otoño abren expectativas sugerentes. Dentro de poco nos llegará la oleada festivalera…

Pero que estos presupuestos del Gobierno se anuncien durante agosto no da precisamente buena espina. ¡De lo que se ha librado Wert! Desde su París del “tongo” debe de estar siguiendo estas noticias con una calma envidiable. Allí sí que funciona bien todo el tinglado del cine. A ver si aprende algo y se lo cuenta a sus jefes en España…