La defensa de Jaime Botín recalca que el ‘picasso’ no se ha exportado

'Cabeza de mujer joven', valorado en 26 millones de euros, fue confiscado por funcionarios de las Aduanas de Francia

'Cabeza de mujer joven', de Picasso, valorado en 26 millones de euros, propiedad de Jamie Botín.
'Cabeza de mujer joven', de Picasso, valorado en 26 millones de euros, propiedad de Jamie Botín.HO (AFP)

El representante legal de Jaime Botín remitió ayer a este periódico una nota explicativa sobre la posición del expresidente de Bankinter a propósito de la confiscación el pasado viernes en aguas de Córcega de Cabeza de mujer joven, un picasso de su propiedad, valorado en 26 millones de euros, por parte de funcionarios de las Aduanas de Francia.

El primer punto sobre el que se incide en el comunicado es que el cuadro, realizado por el artista malagueño en 1906, “fue pintado en el extranjero, se compró en el extranjero y allí ha tenido siempre su domicilio permanente. Por lo tanto, el cuadro no ha podido ser exportado ni licita ni ilícitamente”.

La obra fue adquirida en 1977 en Londres por Botín. En 2012, la casa de subastas Christie’s Ibérica se dirigió a la Secretaría de Estado de Cultura para llevar la obra a Londres. La Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico denegó la autorización por su gran valor. La Audiencia Nacional respaldó este criterio.

La defensa continúa su argumentación: “El cuadro no está declarado como bien perteneciente al Patrimonio Histórico Español. La ‘declaración de inexportabilidad’ provisionalmente dictada por el Ministerio carece de objeto por cuanto, como queda dicho, el cuadro no estaba en territorio español cuando fue dictada ni ha sido importado después”. Además, recuerda que “la sentencia de la Audiencia Nacional a la que se refieren las noticias publicadas no es firme, ya que está recurrida en casación ante el Tribunal Supremo”.

Nacionalidad británica

Por último, añade: “Desde hace años, el cuadro se encuentra permanentemente a bordo de un barco de nacionalidad británica, que es territorio extranjero a todos los efectos incluso cuando toca puertos españoles. El puerto de registro y puerto base del barco es Londres. Ha sido en este barco británico donde el cuadro ha sido confiscado por agentes de la autoridad franceses, siguiendo instrucciones de la Guardia Civil española a iniciativa de la Secretaria de Estado de Cultura”. Además, si la obra es de “excepcional importancia” para el ministerio, se pregunta, “¿por qué el Estado no ha mostrado la menor intención de ejercer el derecho de tanteo y retracto que —según la tesis de Cultura— tendría al tratarse de un bien declarado inexportable? ¿Pretenden una incautación gratuita?”.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS