Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Lo del 24-M no ha sido cosa de Mortadelo”

Ibáñez triunfa en la Feria del Libro de Madrid con ‘El tesorero’ tras hacerlo en Sant Jordi. Dice que no ve a Colau como personaje; “en todo caso, Aguirre”

Feria del Libro 2015
El dibujante de Mortadelo y Filemón Francisco Ibáñez. Foto: Joan Sanchez EL PAÍS

Francisco Ibáñez (Barcelona, 1936) se acercó ayer a Madrid, terreno de Mamerto Roboy, Demetria Costipal, el ministro del Peculio y, sobre todo, el tesorero del Partido Papilar, personajes todos ellos y protagonista el último de su más reciente álbum de Mortadelo y Filemón. En la Feria del Libro, donde le reservaron una carpa para firmar, volvió a triunfar como lo hizo el pasado Sant Jordi. El álbum El tesorero (Ediciones B), en el que la inepta pareja de agentes de la T.I.A. sufre innumerables porrazos tras la pista de un tipo igualito a José Luis Bárcenas, papeles, patillas y peineta incluidos, se ha convertido en uno de los best sellers de la temporada. Tomando una cerveza el día antes en Barcelona, en Casa Fuster —antes el popular Café Vienés, en el que el dibujante tenía tertulia—, Ibáñez decía no sentirse preocupado en absoluto por la reacción del PP a sus bromas.

“En realidad”, insistía con su expresión característica de entrecerrar los ojos que le da un aire muy pillo, “yo no hago crítica social ni política; lo mío son solo dos personajes y muchos gags. Lo otro es para darle un aire de actualidad a la historieta”. Pues vaya actualidad que le ha dado a este álbum. Ibáñez sonríe con picardía. “No era más que una excusa; ese personaje que ha tenido eco en todos los medios era solo un gancho más. La verdad es que ha funcionado muy bien. De hecho, tanto que más que El tesorero tendría que llamarlo El tesoro”. Del álbum se han vendido unas 50.000 copias. Son un montón con lo que está cayendo. “Ah, sí, pero hubo un tiempo, hará treinta años, en que de Mortadelo y Filemón vendíamos 300.000 o 400.000 ¡semanales!”.

¿Habrá influido El tesorero en el cambio político de las recientes elecciones? A Ibáñez obviamente le tienta gamberramente la idea, ríe entre dientes, halagado, pero tras una vacilación contesta: “No, no, seguro que no. Otras veces también he hablado de cosas que ocurrían, el auge de los ordenadores, la prohibición de fumar, he hecho salir a Aznar y a Zapatero. Todo esto de ahora, lo del 24-M, no ha sido cosa de Mortadelo”.

El dibujante reflexiona: “Al empezar mi trabajo era eminentemente infantil; con el paso del tiempo ha cambiado, ahora es más adulto, es más que carreras y porrazos, salen otras cosas que pasan en la calle. Pero ojo, cada uno a lo suyo: hay autores de chistes políticos muy buenos. Yo hago otra cosa”. Sin embargo, es indudable la dimensión política que ha tomado El tesorero: se ha acusado a TVE de no informar sobre el álbum. “Sí, me lo han dicho. Si ha habido presiones contra mi libro les doy las gracias porque eso siempre aumenta las ventas”. Bueno, parece que la historieta ponía el dedo en la llaga. “Quizá sí”.

Zorro viejo, Ibáñez no se quiere significar mucho con nada. Hay que arrancarle que “cualquier cambio inicialmente parece bueno” y, sobre el soberanismo, que no es partidario de que “las cosas se disgreguen”.

“Nací en el 36, España era una República, luego vino la Guerra Civil, pasamos la dictadura, ahora estamos en democracia. Yo en todo este tiempo no he parado de hacer mortadelos. Es verdad que durante una época tenía que trabajar con un ojo en la viñeta y otro en la censura. Una vez me prohibieron una historieta de 13 Rue del Percebe porque aquella especie de doctor Frankenstein que salía creaba monstruitos y me dijeron que eso, crear seres vivos, solo podía hacerlo el Sumo Hacedor. Pues puse su piso en alquiler, y luego a un sastre”.

Ibáñez ha acabado ya otro álbum, Sueldecitos más bien bajitos, en el que los recortes salariales llegan a la T.I.A. “Tardará en salir porque tengo otros delante”. ¿Alguna otra bomba? ¿Los Pujol? El garaje de Jordi Pujol Junior da para buenas viñetas. “Ya, pero con estas cosas hay un problema: ¿seguirán teniendo gracia? El chiste político es muy inmediato, y las historietas tienen otro ritmo. A veces el asunto está olvidado”. Vaya, Dios no lo quiera; pues entonces ni le pregunto si Ada Colau va a salir con Mortadelo. “Esperanza Aguirre, en todo caso”.

 

Más información