Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia aprueba prohibir la extrema delgadez en los desfiles de moda

La Asamblea Nacional autoriza multas de 75.000 euros y penas de seis meses de prisión

Isabelle Caro, modelo anoréxica que aparece en la campaña publicitaria de la firma de ropa italiana No- l- ita, con fotografía de Oliverio Toscani
Isabelle Caro, modelo anoréxica que aparece en la campaña publicitaria de la firma de ropa italiana No- l- ita, con fotografía de Oliverio Toscani

Las agencias de modelos francesas ya no podrán contratar a maniquíes consideradas desnutridas en cuanto entre en vigor la ley votada ayer por los diputados franceses. La Asamblea Nacional aprobó esta enmienda que prevé castigar con hasta seis meses de cárcel y una multa de 75.000 euros a quienes incumplan la prohibición. La propuesta forma parte de una batería de medidas destinadas a luchar contra la anorexia, incluida la creación de un delito de incitación a la enfermedad, que se han votado esta semana en el marco de la nueva ley sanitaria.

Las agencias tendrán que probar con certificado médico que sus modelos no están desnutridas. Lo harán en función del índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso por la talla al cuadrado. Por debajo de cierto umbral, aún por definir, una modelo no podrá ejercer, y la agencia que la contrate se expondrá a una sanción.

Para el Sindicato Nacional de Agencia de Maniquíes (Synam), este texto de ley crea la confusión entre “anorexia y delgadez”. El sindicato considera que tal disposición es inconstitucional porque supone una “discriminación en la contratación”, un argumento también esgrimido durante los debates por algunos diputados. Por último, denuncia que la medida penalizará a las agencias francesas respecto a las internacionales y lamenta el foco puesto en las agencias en particular.

La otra gran medida en la lucha contra la anorexia, que afecta a entre 30.000 y 40.000 personas en Francia (el 90% de ellas mujeres), es la creación de un delito de incitación a la anorexia, aprobado por la Cámara el miércoles por la noche. Castigado con hasta un año de cárcel y 10.000 euros de multa, se aplicará a quien incite a “una persona a buscar una delgadez excesiva al alentar restricciones alimenticias prolongadas que tengan como efecto exponerla a un peligro o comprometer directamente su salud”.

En el punto de mira se encuentran las páginas y foros en Internet que defienden la anorexia como estilo de vida, conocidos en inglés como pro-ana. En ellos se niega que la anorexia sea una enfermedad y se dan consejos para adelgazar de forma extrema.

Para completar esta medida, los retoques fotográficos con fines comerciales deberán indicarlo. “Hay demasiadas chicas que pasan hambre para parecerse a las imágenes que no son más que imágenes, no son mujeres reales”, explicó la diputada socialista Maud Olivier, autora de esta iniciativa. En 2008, los diputados ya votaron una moción similar que nunca llegó al Senado. Pero en este caso, se inscriben dentro de la ley de Sanidad y cuentan con el apoyo de la ministra Marisol Touraine.