Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buenos augurios en el primer día de la VII Fiesta del Cine

La cita, que se celebra hoy, mañana y pasado, cuenta ya con 1.309.879 personas acreditadas en su web

Colas en las madrileñas salas Cinesa Méndez Álvaro, en la VI Fiesta del Cine.
Colas en las madrileñas salas Cinesa Méndez Álvaro, en la VI Fiesta del Cine.

Pocas colas, pero mucha gente en las salas. El arranque este lunes de la VII edición de la Fiesta del cine, entoda España, confirmó, por si aún quedaban dudas, que el público quiere ver el cine en pantalla grande, aunque a precios más asequibles que los 6,5 euros que cuesta de media una entrada de cine en España. Las salas del centro de Madrid y Barcelona estaban casi llenas en las primeras sesiones, aunque no había grandes colas: desde la anterior edición —celebrada a inicios de abril, el evento es semestral— el internauta que se registra en la web de la Fiesta del Cine, paso imprescindible para acceder a la promoción de entradas a 2,90 euros (ayer por la mañana se habían apuntado 1.309.879 personas), puede también reservar sus billetes digitalmente, lo que evita aglomeraciones en las taquillas. Al menos así ocurría en las sesiones de tarde; las de la noche sí vieron aumentar el gentío a la entrada de los cines.

Hasta este martes por la mañana no se sabrá cuánta gente se aprovechó ayer de este descuento. En la cita de la pasada primavera se vendieron 1.900.485 entradas, un 15% más que la edición anterior: en su primer día, el lunes, habían acudido a las salas unas 475.000 personas. Por cierto, de aquel 1,9 millones de entradas, 911.393 se correspondían a Ocho apellidos vascos, de Emilio Martínez-Lázaro, o lo que es mismo, el 48% del total.

En esta ocasión no hay un título que arrase de esa manera, pero un paseo por cines madrileños como Proyecciones, Yelmo Ideal o Cinesa Princípe Pío, que van desde la Versión Original Subtitulada a las salas de un centro comercial, mostraba el tirón del filme de terror Annabelle o de la número uno en taquilla del pasado fin de semana, Drácula, la leyenda jamás contada, que a su vez arrastraban a Torrente: operación Eurovegas o La isla mínima, según taquilleros y encargados de las salas. Los trabajadores de los cines también hacían sus cálculos: ayer tuvieron más o menos los mismos asistentes que el lunes de la VI Fiesta del Cine.

La cita ha coincidido con un enamoramiento del público español con su cine: en el top 20 de los títulos más vistos el último fin de semana había cinco películas españolas: Torrente 5, Relatos salvajes, La isla mínima, El niño y Lasa y Zabala. Hasta finales de septiembre el cine español llevaba una cuota de mercado del 23,6%, así que a los 361 cines adscritos a este evento, que suponen 3.104 pantallas, se acercarán muchos espectadores para ver cine español.

La Fiesta es una iniciativa organizada por FAPAE (productores), FEDICINE (grandes distribuidores), FECE (exhibidores) y el ICAA, el organismo responsable del cine en el Ministerio de Cultura.

Más información