Claudia Salazar Jiménez se alza con el Premio de las Américas

El galardón, entregado en la apertura del Festival de la Palabra de San Juan de Puerto Rico 'La sangre de la Aurora' es la primera novela de la escritora peruana radicada en Nueva York

Sendero Luminoso, el Perú de los años ochenta, los años de plomo, son el escenario en el que se desarrolla la novela de Claudia Salazar, La sangre de la Aurora, que el miércoles por la noche recibió el Premio de las Américas a la mejor obra de ficción publicada en 2013. Menuda y discreta, la escritora peruana, profesora en el Sarah Lawrence College de Nueva York, explicaba que arrancó con el libro en 2007, en un taller literario en la Universidad de Nueva York. A Salazar le interesaba tratar de comprender el brutal nivel de destrucción que arrasó su país. “Hay mucha producción literaria en torno a ese momento, pero quise aportar el ángulo femenino sobre aquel conflicto armado. No es novedad que la visión de las mujeres quede relegada, pero en la tradición literaria peruana es aún más evidente”, apuntó.

El papel de la literatura para enfrentarse a la historia violenta y reciente considera que debe ser el de fomentar el debate, sacar la conversación, algo que La sangre da la Aurora parece haber logrado. De estructura fragmentaria, la escueta novela de apenas 100 páginas, se vuelca en tres mujeres de extracción social distinta: una fotoperiodista, una educadora senderista de clase media y una campesina. Sus voces se entrecruzan y se vuelven a abrir, tal y como explicaba Salazar, porque es “el conflicto lo que las une”. Publicada por el sello independiente Animal de Invierno, la novela ha sido presentada en Argentina, México y Colombia. El jurado del premio, presidido por el peruano Fernando Iwasaki y el puertorriqueño Ángel Darío Carrero, destacó cómo el libro de Salazar da cuenta de “la imposibilidad de narrar lo inconmesurable del trauma a través de voces íntimas”. Nombres y animales (Periférica), de la dominicana Rita Indiana, fue seleccionada como finalista.

La novela se vuelca en tres mujeres de extracción social distinta: una fotoperiodista, una educadora senderista de clase media y una campesina

El anuncio y entrega del galardón cerró la ceremonia de inauguración del V Festival de la Palabra, cuyas actividades arrancan a partir de mañana jueves y hasta el domingo con un apretado programa de charlas, lecturas y coloquios en el Viejo San Juan. El programa escolar y universitario, uno de los pilares de este encuentro internacional de escritores que corre en paralelo al festival, ha sufrido un retraso debido a la tormenta tropical Diego que amenazaba descargar sobre San Juan el martes. Se espera que cerca de 6.000 estudiantes participen en las actividades programadas. Este año el festival celebra, además, el centenario de la poeta Julia de Burgos y toma como eje temático el rol de la mujer en la literatura. Mayra Santos Febre, creadora del festival, se congratulaba de que la convocatoria haya cumplido los cinco años: “Normalmente los festivales los hacen organismos oficiales, aquí fuimos dos locos. Dicen que un buen pari empieza con una persona sola bailando en una esquina, pues ahora somos un rumbón”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sobre la firma

Andrea Aguilar

Es periodista cultural. Licenciada en Historia y Políticas por la Universidad de Kent, fue becada por el Graduate School of Journalism de la Universidad de Columbia en Nueva York. Su trabajo, con un foco especial en el mundo literario, también ha aparecido en revistas como The Paris Review o The Reading Room Journal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS