Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Experiencias literarias más allá de los libros

La feria de Buenos Aires dedica por tercer año consecutivo un espacio, Zona Futuro, para explorar en mundiales de poesía, videojuegos y otras actividades alternativas

Uno de los stand que recuerdan a García Márquez.
Uno de los stand que recuerdan a García Márquez. EFE

Para los porteños, el ritual de la Feria del Libro siempre ha consistido en empacharse de librerías, comprar algunos ejemplares y conocer en vivo y en directo a grandes exponentes de la literatura mundial. Pero en las últimas tres ediciones de la Feria del Libro de Buenos Aires, una de las más populares del mundo, los visitantes han comenzado a experimentar con textos que no están en libros sino en ordenadores, videojuegos, redes sociales y canciones. Y lo han hecho en el espacio Zona Futuro que, año tras año, va consolidándose como un escaparate de experiencias literarias alternativas.

El pasado sábado, por ejemplo, se celebró allí la novena edición del Mundial de Poesía, en el que los lectores escogen sus poemas favoritos de la literatura universal y se enfrentan a otros, se eliminan y los dos mejores llegan hasta la final para ver quién se lleva la copa. Ese mismo día se presentó el libro Cómo ganarle el Mundial a Brasil y sus autores Lucio Ferreira y José Santamarina literalmente pararon penaltis del público. El viernes fue el turno de Haikus Bilardo, de Fernando Figueras y José María Marcos, con ilustraciones de Matías Berneman, en el que se evocaron los mundiales que dejaron huella en una generación de argentinos y se vieron recortes de la revista El Gráfico y vídeos.

Este jueves expondrán Martina Santoro y otros diseñadores del estudio argentino de videojuegos Okam sobre narrativas y composición de personajes en su obra Último Carnaval, basada en tradiciones indígenas. Juntos contarán cómo es elaborar un videojuego desde Latinoamérica para el resto del mundo.

En Zona Futuro, espacio que coordinan Esteban Castromán, Iván Moiseeff y Lorena Iglesias, de la Editorial Clase Turista, hay muestras y disertaciones que van desde los poemas en YouTube hasta las frases pintadas en muros de la periferia de Buenos Aires por Acción Poética. Este movimiento fue creado por el mexicano Armado Alanis Pulido en Monterrey en los 90. También hay entradas literarias en la red de microblogs Tumblr hasta y los bookrailers (vídeos de presentación en Internet) de libros o la literatura en Facebook.

Además, se encuentran espacios para leer fan fiction, relatos que los fanáticos de películas, series o libros elaboran en la web a partir de personajes de esas historias, o los hoax, ficciones presentadas como noticias en redes sociales y foros. El pasado sábado conversaron sobre nuevas formas de escritura “en la era del chongueo (tener trato frecuente con chongos, muchachos viriles) por guas ap” los autores de los libros Hashtag, Sagrado Sebakis, Reflexiones de un cazador de hormigas, Diego Lombardi, y Poesía en zoom, Pablo Strucchi. Sebakis es uno de los exponentes argentinos del slam, los encuentros de lecturas en los que se despliegan performances e intervención estéticas. Este viernes disertará sobre polipoesía, incluidos diversos géneros como rap, perfo, slam y flashmobs, las acciones colectivas y fugaces de personas en la vía pública.

En diversas presentaciones en vivo, talleres y vídeos se puede apreciar la literatura oral del rap, por ejemplo. Hay presentaciones, entrevistas y conciertos de neofolklore argentino y nueva poesía gauchesca. La novela gráfica y la literatura queer (lésbica, gay, bisexual y transexual) también tienen su rincón. Sobre libros y demás expresiones de la cultura queer tratará una discusión el próximo día 8.

Durante varios días se presenta el ciclo 7 Maravillas, en el que escritores, diseñadores, músicos y agitadores culturales recomiendan en 12 minutos siete cosas que adoran, desde libros a páginas web, videoclips, ideas, personas, colectivos artísticos y otras experiencias. Por ejemplo, el pasado domingo subieron a escena Humprhey Inzillo - editor de la edición argentina de la revista Rolling Stone -, Nacho Martínez, batería de la banda de fusión El Kuelgue, y el escritor Gerardo Salinas. Este miércoles fue el turno del ciclo Muchos Días Felices, en el que se leyeron textos y se entonaron canciones sobre la felicidad. Entre los participantes estuvieron la cantante Sandra Mihanovich, el poeta Osvaldo Bossi, la fotógrafa Julieta Escardó, la curadora y crítica de arte Patricia Rizzo y el productor televisivo Claudio Villarruel, entre otros. Así de ecléctica es la Zona Futuro, donde la Feria del Libro porteña cruza fronteras.

Más información