Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autopsia de Hoffman confirma que murió de sobredosis

El fallecimiento fue accidental y se produjo tras una intoxicación aguda por consumir varias drogas, entre ellas, heroína y cocaína

Philipp Seymour Hoffman posa en la alfombra roja del Festival de Venecia en 2012.
Philipp Seymour Hoffman posa en la alfombra roja del Festival de Venecia en 2012. REUTERS

Philip Seymour Hoffman murió de una sobredosis tras consumir varias drogas, entre ellas, cocaína, heroína, benzodiacepinas y anfetaminas. Así lo ha confirmado este viernes el Centro Médico Forense de Nueva York. La muerte fue accidental y se debió a una intoxicación aguda por ingerir estas sustancias juntas, según añaden las autoridades, informa AP. De momento, no han trascendido más detalles.

Hoffman, de 46 años, fue hallado muerto en su apartamento de West Village (Manhattan) el pasado 2 de febrero con una jeringuilla en el brazo. Además, la policía encontró medio centenar bolsas con heroína y recetas de narcóticos en su casa. Tras estos hallazgos, la policía ya sospechaba que la causa de la muerte del actor podría ser una sobredosis. La primera autopsia realizada no fue concluyente.

El día de su muerte, el actor tenía que recoger a sus tres hijos pero no se presentó. David Katz, actor y amigo, fue quien lo encontró. Hoffman vestía una camiseta, pantalones cortos y tenía sus gafas en la cabeza. Aunque su fallecimiento fue inesperado, se conocía que el actor había pasado por un mal momento personal en mayo de 2013, cuando había vuelto a consumir sustancias, sobre todo heroína.

El actor ya había tenido problemas de este tipo durante su etapa universitaria -hecho que reconoció en el programa de la CBS, 60 minutos, en 2006-. Llevaba 23 años sobrio hasta la recaída del año pasado, en la que tuvo que ser ingresado en un centro de desintoxicación para tratar sus adicciones. Hoffman volvió a reconocer su recaída durante una entrevista.

La trágica muerte de Hoffman coincide con un aumento en el consumo de heroína EE UU, que el Gobierno ha llegado a definir como epidemia. El estudio sobre Abuso de Drogas y Salud (NSDUH), elaborado por el Departamento de Abuso de Drogas y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés) concluyó que 669.000 estadounidenses habían consumido heroína por lo menos una vez en 2012 (un 80% más que en 2007). Entre los años 2006 y 2010 murieron por esta causa 3.038 personas, explicaron fuentes del SAMHSA, perteneciente al Departamento de Salud de EE UU.

Hoffman, con más de 20 años de carrera, estaba considerado uno de los actores actuales más brillantes. Ganador del Oscar por Capote, candidato tres veces más con La guerra de Charlie Wilson, La duda y The Master, también tuvo una fructífera carrera en el teatro: compitió dos veces por los Tony. El actor fue enterrado en Manhattan el pasado 7 de febrero.

Entre los amigos que se despidieron públicamente del actor estuvo Aaron Sorkin. Lo hizo mediante un obituario en la revista Time. En su texto el guionista desveló una frase profética que le dejó Hoffman como legado. "Si alguna vez uno de nosotros muere de sobredosis, seguramente, 10 personas ganarán ese día", le dijo el actor al director en una ocasión. "Quería decir que nuestras muertes serían noticia —cómo ha sucedido— y que, tal vez, alguien se asustaría e iría de inmediato a rehabilitación", continuó el texto de Sorkin.

La autopsia confirma que Hoffman murió de la misma manera que el actor de Glee, Cory Monteith, de 31 años, en Vancouver el pasado octubre. Entre otros, también se han relacionado con el abuso de sustancias, los fallecimientos del actor australiano Heath Ledger en 2008 y el de la cantante Whitney Houston en 2012.