Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángel Sáenz-Badillos, hebraísta y experto en cultura sefardí

Fue director del Real Colegio Complutense, en la Universidad de Harvard, entre 2001 y 2012

Ángel Sáenz-Badillos.
Ángel Sáenz-Badillos.

El pasado día 30 falleció en Boston Ángel Sáenz-Badillos. Había sido director del Real Colegio Complutense, en la Universidad de Harvard, desde 2001 hasta el 2012. Ángel había nacido en Logroño, en 1940, y estaba casado con Judit Targarona. Los dos hijos del matrimonio, Ángel y Judit, trabajan en Estados Unidos.

En 1972 obtuvo el grado de doctor en Filología Bíblica Trilingüe por la Universidad Complutense, en donde fue profesor desde 1970 a 1975. Ese año obtuvo la cátedra de Hebreo de la Universidad de Granada y, desde 1978 a 1982, fue el decano de su Facultad de Filosofía y Letras y director del Departamento de Hebreo. Desde 1988 hasta su jubilación fue catedrático de Hebreo de la Complutense.

Desde 2005 era miembro

honorario de la Academia

de Hebreo con sede en Israel

Fue un destacado especialista en cultura sefardí, en poesía y filología hebrea medieval, así como en historia del lenguaje hebreo. Fruto de su investigación ha sido la publicación de más de 30 libros, entre los que cabe destacar su Historia de la lengua hebrea, editado en inglés por Cambridge University Press. Desde 2005 era miembro honorario de la Academia de Hebreo con sede en Israel.

Entre sus libros destaca Historia de

la lengua hebrea, editado en inglés

por Cambridge University Press

En su dilatada gestión del Real Colegio Complutense, Sáenz-Badillos se ganó el respeto y el afecto de las autoridades de la Universidad de Harvard y consolidó el prestigio del Colegio en la vida de aquella institución. Por otra parte, fue un generoso promotor de los trabajos de investigación en el Colegio, al que supo incorporar a investigadores españoles de muchas universidades y de las más variadas disciplinas.

Su permanente voluntad de ayudar a los demás le llevó a desarrollar un proyecto de ayuda social en Granada (Nicaragua) al que dedicó recursos y un gran esfuerzo personal, en unión con Judit, su mujer. En el momento de su desaparición nos queda un gran dolor y el intenso recuerdo de un académico ejemplar y de un hombre de bien.

Octavio Ruiz-Manjón. Catedrático de Historia en la Universidad Complutense.