Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Y si el diablo se enamora?

Martín Cuenca presenta ‘Caníbal’, una historia sobre un sastre psicópata

Fotograma de la película 'Caníbal'
Fotograma de la película 'Caníbal'

Un diablo anda suelto por las calles de Granada. Es un sastre, un buen sastre que tiene una clientela selecta en la ciudad, pero es siniestro, callado y hierático y, lo peor, es que busca mujeres para matar y, literalmente, comérselas. Caníbal, dirigida por Manuel Martín Cuenca y protagonizada por Antonio de la Torre y la actriz rumana Olimpia Melinte, es la primera cinta española a concurso en el Festival de Cine de San Sebastián que se ha proyectado esta mañana en el Kursaal. El filme, que ha levantado una enorme expectación y opiniones encontradas, se adentra en la vida de este sastre en el que, de repente, aparece una mujer en su vida de la que se enamora.

Martín Cuenca, realizador de La fuerza del bolchevique o La mitad de Óscar, ha hecho en Caníbal un retrato de un psicópata marcado por los silencios. “Es la historia de amor de un diablo. Responde a la pregunta de ¿qué pasaría si el demonio se enamorara?”, ha asegurado el realizador durante la presentación a la prensa del filme. Un personaje, el del sastre, que parece no tiene pasado claro. Fue Antonio de la Torre el que ha contado que sí que lo tiene, que lo hablaron entre el realizador y él mismo, pero que lo guardó en el inconsciente. “La violencia es siempre hija de la violencia”, aseguró el actor, para el que el papel de Caníbal es, sin duda, el más difícil de su carrera.“Necesitaba esa vertiente profesional que tiene, necesitaba sentirme sastre para poder defender ese personaje, es la máscara que utiliza para dar rienda suelta a su lado más oculto. Con los años he ido aprendiendo que el actor es una herramienta al servicio de una historia. Siempre busco el alma de todos los personajes, en el caso concreto de este asesino no he querido juzgarle solo interpretarle tal y como me indicaba Manolo. Suerte que las bridas de este toro las ha llevado mi amigo y cómplice Manolo, en el que confío absolutamente. Solo así te puedes lanzar a volar sin miedo a caerte”.

De la Torre ha tenido que hacer un verdadero esfuerzo de contención ante el silencio total del sastre asesino, él que habla con pasión y sin parar. “Yo soy muy expresivo y me apoyo mucho en la palabra, pero os aseguro”, ha dicho a los periodistas, “que el corazón me latía muy fuerte por dentro y sentía mucho fuego”.

Caníbal no obvia las referencias a la religión y las liturgias que se viven en la Semana Santa granadina. “Somos la cultura que somos, el cristianismo, bien o mal, está ahí en nuestra educación. Igual que el cine iraní tira de sus raíces, aquí intentamos resaltar todas esas historias del perdón, el sacrificio, la muerte, la sangre y la redención que tanto tienen que ver con la historia de nuestra religión”.

Caníbal está entre las cuatro películas nominadas a los Oscar por la Academia de Cine (las otras son La gran familia española, Quince años y un día y Alacrán enamorado), cuyo título final se dará a conocer este próximo miércoles. “Nosotros somos como los futbolistas, vamos día a día. Hoy es lunes y el miércoles ya veremos”, ha asegurado el productor del filme Fernando Bovaira.

Más información