Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una retrospectiva de transgresión visual

Una exposición en la Sala Canal de Isabel II de Madrid recoge la trayectoria de Laura Torrado

'Si te quise V' (1995), fotografía que protagoniza la artista Laura Torrado.
'Si te quise V' (1995), fotografía que protagoniza la artista Laura Torrado.

Un grupo inerte de mujeres desnudas yace encima del mostrador de una pescadería sin que podamos distinguir sus facciones. Son como una mercancía que se podría vender al peso. La imagen corresponde a una fotografía de 1995 de la serie Hammam de la artista Laura Torrado (Madrid, 1967). En una treintena de instantáneas, nueve vídeos, siete dibujos y tres instalaciones, la creadora propone una reflexión sobre la identidad, la propia y la colectiva con La oscuridad natural de las cosas, retrospectiva organizada por la Comunidad de Madrid de sus veinte años de trayectoria. Se puede ver en la Sala Canal de Isabel II dentro del festival Internacional PHotoEspaña 2013 desde el 5 de junio hasta el 4 de agosto.

Son instalaciones en las que la escultura acompaña al vídeo. La propia artista, “por motivos prácticos sobre todo, no narcisistas”, ha asegurado, se coloca delante del objetivo en un guiño a pintores como Jean Auguste Dominique Ingres, en Si te quise de la serie Transhumances—Torrado se nos muestra en una cocina con un camisón sexy— o en las que hace en homenaje a la multidisciplinar artista alemana Rebecca Horn conocida por sus transformaciones del cuerpo y a la francesa Louise Bourgeois, la mujer araña.

La oscuridad natural de las cosas toma su nombre de un texto de Charles Baudelaire de 1859. La muestra ocupa un espacio de reminiscencia industrial, sin orden cronológico, con la obsesión de cruzar fronteras y de trasladar al espectador a distintas “historias emocionales”, como ha explicado el comisario de la exposición, Mariano Navarro, quien destaca la versatilidad de la obra de Torrado. “Una artista, no una fotógrafa”.

Laura Torrado busca “mover al espectador” y huir de las clasificaciones, plantear preguntas sobre cuestiones relacionadas con el género, por ejemplo, y una desviación irónica de las construcciones sociales. Es algo que se ve en otra fotografía también perteneciente a su serie Hammam, en la que un grupo de hombres aparecen ataviados con unos batines. “Intentamos ordenar todo en cajoncitos”, ha dicho, mientras que la exposición que ha comisariado Navarro le satisface porque deja libre “una mirada compleja”. “Los comisarios tienden a reducirla, y yo mantengo muchas vías abiertas”.

Torrado se licenció en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, por la que también se ha doctorado Summa cum laude. Obtuvo una beca Fulbright para residir en Nueva York y trabajar en el departamento de Conservación del museo Guggenheim de Nueva York y del MoMA. Ahora también profesora en la Universidad de Castilla-La Mancha, se formó con la fotógrafa Cristina García Rodero y con el artista japonés asentado en España Mitsuo Miura.