Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Winters, comediante legendario

El estadounidense sirvió de inspiración para actores como Jim Carrey y Robin Williams

Jonathan Winters.
Jonathan Winters.

Comediante estadounidense poseedor de una energía imprevisible y con una carrera profesional de más de medio siglo a sus espaldas, Jonathan Winters ha dejado tras su muerte huérfanos a miles de cómicos que como él dedican su vida a hacer reír a la gente. Para muchos, "o casi todos", fue el rey de la comedia en Estados Unidos durante las décadas de los setenta y los ochenta, llegando a convertirse en un ejemplo a imitar por las futuras generaciones. Dueño de una improvisación mímica muy personal ha sido la inspiración de estrellas de Hollywood como Jim Carrey o Robin Williams. Winters falleció el pasado 11 de abril y se fue "sin dolor" en su casa Montecito (California) rodeado de sus seres queridos", según explicaron fuentes cercanas. Tenía 87 años.

Al enterarse de la noticia, muchos cómicos de Estados Unidos quisieron despedirse de Winters en las redes sociales. "Adiós, Jonathan Winters. No eras solo uno de los mejores, sino uno de los mejores entre los mejores", publicó Steve Martin en su muro de Twitter. "El genio ha dejado el reinado de la comedia vacante. Ha muerto un comediante revolucionario, una mente revolucionaria", comentó en la misma red social la actriz, Roseanne Barr. "Jonathan Winters era el dueño de la comedia chispeante e infantil. Hizo de ella, la obra de dios. Descanse en paz", añadió Carrey.

Nacido en Dayton (Ohio) el 11 de noviembre de 1925, Winters creció en Springfield, pequeña localidad situada en ese mismo Estado. Desde niño, fue un gran seguidor del equipo local de béisbol, los Cincinnati Reds, plantilla que visitaba con frecuencia en los vestuarios tras los partidos ya que uno de sus compañeros de instituto fue el famoso jugador de la época Brooks Lawrence (fallecido en el año 2000). El cómico abandonó la educación secundaria a los 17 años para alistarse en la Marina en la que sirvió dos años y medio. A su regreso, empezó sus estudios en el Instituto de Artes de Dayton donde conoció a la que sería su esposa, Eileen Schauder, fallecida en 2009 tras una dura batalla contra el cáncer que duró 20 años. Estuvieron juntos más de 60 años.

Su carrera profesional comenzó tras ganar un concurso de talentos, una oportunidad que le llevó a ser disc jockey de radio y a participar en distintos clubs de la comedia. Este golpe de suerte hizo que, de la noche a la mañana, pasara de la nada a participar de forma recurrente en programas de televisión, una andadura que continúo durante décadas, llegando, incluso, a ser un invitado imprescindible en The Tonight Show, conducido entonces por la leyenda televisiva Johnny Carson.

Winters, a quién se le diagnosticó un Trastorno Bipolar (comportamiento que fluctúa entre la depresión y la manía) a finales de la década de los cincuenta, por su consumo abusivo de alcohol y tras padecer dos ataques de ansiedad en el escenario, que le llevó a pasar ocho meses ingresado en un hospital psiquiátrico, siempre creyó que el béisbol era un bálsamo que calmaba sus nervios. Este episodio, además, le sirvió de inspiración para algunos de sus más famosos monólogos; como el de 1960, incluido en su programa The Wonderful World of Jonathan Winters, en el que el cómico señalaba: "Si no soy cuidadoso, las autoridades me volverán a meter en el zoo". Además, participó en series tan memorables en EE UU como Mork & Mindy, ficción que coprotagonizó junto a Robin Williams en 1981.

El cómico llegó a colaborar en casi medio centenar de películas. Entre ellas, Winters fue uno de los protagonistas de la comedia de culto estadounidense El Mundo está loco, loco, loco dirigida por Stanley Kramer en 1963 e interpretó los papeles de Henry y Wilbur Glenworthy en el filme de humor negro, que parodiada el negocio de la muerte en Los Ángeles, The Loved One en 1965. Una de sus últimas aportaciones al cine fue darle voz a Papa Pitufo -interpretación que ya hizo para la serie de dibujos animados entre 1986 y 1989- en el filme de 2011 que narra las aventuras de estos pequeños seres azules y de la que se espera secuela para este próximo verano. A Winters, le sobreviven dos hijos y cinco nietos.