Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carla Guelfenbein, nadando entre la pasión y la Historia

La escritora chilena presenta su cuarta novela en la FIL

Portada del libro.
Portada del libro.

Cuatro novelas y casi cuarenta años. Es el tiempo que ha tardado la escritora Carla Guelfenbein en enfrentarse al Chile de su infancia. Ese Chile de Allende que representaba un sueño para millones de personas y que se vio truncado por el golpe de Estado de Pinochet. Guelfenbein usa en Nadar desnudas ese pedazo de la Historia como telón de fondo de su última novela, un libro que gira en torno a un triángulo amoroso.

Sophie, Morgana y Diego protagonizan una historia que no es de amor sino “de amores. De varios amores y varias formas de amar”, como ha dicho el escritor argentino Eduardo Sacheri en la presentación del libro en la FIL. Diego es padre de Sophie y amante de Morgana, y las dos jóvenes están unidas por una intensa amistad. El inicio de esa relación a tres bandas, a principio de la década de los 70, marca el comienzo de una historia que llega hasta 2001. De un 11 de septiembre - el del golpe de Estado en Chile 1973 - a otro 11 de septiembre, el de los atentados contra las Torres Gemelas.

“Siempre me ha fascinado la intimidad de las personas en medio de un conflicto, de un momento histórico. En este libro, la Historia con mayúscula se mezcla con la historia - en minúscula - de los personajes”, asegura Carla Guelfenbein. La escritora descubrió esa curiosidad cuando veía las imágenes de los bombardeos sobre Sarajevo. “La televisión mostraba los efectos de la guerra y yo me preguntaba cómo sería la vida de esas personas. Y esas personas seguían comiendo, amando, teniendo hijos. Eso me fascina”.

Durante cuatro décadas, los protagonistas evitan enfrentarse a la verdad. La apasionada historia entre Morgana y Diego desestabiliza a Sophie, quien decide dar la espalda a esa relación y provocar la ruptura familiar. “Sin verdad no hay sentimiento de culpa. Pero también es cierto que sin verdad no hay perdón”, explica Guelfenbein. Por eso cuando el pasado vuelve a una Sophie ya madura y consagrada como artista y lejos de Chile, la vida que había construido se tambalea.

La historia con minúsculas de Carla Guelfenbein transcurrió durante su adolescencia en el exilio por culpa de la dictadura de Pinochet. “Hasta ahora no estaba preparada para abordar este tema, ese momento que viví muy de niña pero que tuvo consecuencias por muchos años para mí”. Por eso, a pesar de que se trata de una novela, la autora siente que “todos los personajes al final son un poco yo”. En ese escenario convulso, explica la autora, surge una historia aún más convulsa que mezcla el amor paternal con la atracción irracional. “Cuando el amor detona, Chile detona. Cuando el amor se apacigua, Chile se apacigua”.