Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imre Kertész abandona la escritura

El premio Nobel de Literatura húngaro Imre Kertész ha anunciado que dejará de escribir al dar por zanjado el tema principal de su obra, el Holocausto nazi

El escritor Imre Kertész.
El escritor Imre Kertész.

"Ya no quisiera escribir. La obra que está tan relacionada con el Holocausto ha concluido para mí", ha explicado Imre Kertész, premio Nobel de Literatura y autor de obras como Sin destino, recoge hoy el portal informativo index.hu.

El escritor, de 83 años, superviviente de los campos de exterminio de Auschwitz y Buchenwald, y residente en Berlín, asegura que en Alemania le comprenden mejor que en Hungría.

"El destino es inescrutable", ha confesado en una entrevista con el semanario alemán Der Spiegel, al indicar que es justo en Alemania donde ahora se preserva su legado.

El escritor húngaro se refería a la inauguración mañana en Berlín de un archivo con los manuscritos de sus obras, como Sin destino, Kaddish por el hijo no nacido o Fiasco, entre muchos otros documentos.

Kertész se convirtió en 2002 en el primer escritor húngaro galardonado con el Premio Nobel de Literatura, por sus novelas y ensayos en los que ha plasmado la experiencia del Holocausto.

Sin destino, que es su obra más conocida, es ay un clásico de las letras contemporáneas. Es una memoria que recoge las voces y testimonios de las víctimas de los campos de concentración. el libor ha sido llevado el cine por el húngaro Lajos Koltai.

Imre Kertész acaba de publicar Cartas a Eva Haldinmann (Acantilado, donde edita la mayoría de su obra). El libro recoge la correspondencia con su traductora y crítica literaria. Veinte años de correspondencia en la que se describe el trabajo y las dificultades del escritor.

Carta de 1977 sobre 'Sin destino'

Del libro Cartas a Eva Haldimann (Acantilado)

Budapest, 2 de junio de 1977

Estimada Eva Haldimann:

Le estoy sumamente agradecido por su carta. En efecto, las revistas no se han interesado por Sin destino. La causa de ello—aparte de eine gewisse Unsicherheit [cierta inseguridad]—es probablemente la cultura literaria interna que impera aquí. No se ha fabricado aún la caja en la que me embutirán con el tiempo. No obstante, los diarios han hablado de la novela, aunque lógicamente no ha aparecido una información tan inteligente y sustancial como la de usted.

Por cierto, me topé con su artículo porque alguien lo mencionó en la piscina. Por otra persona me enteré de la fecha en que se publicó. Y por último un amigo de Londres me envió el recorte del periódico. Por fortuna puedo leer en alemán.

¿Viene a veces de visita a Budapest? De ser así, le ruego no perdamos la oportunidad de conocernos personalmente. Mi número de teléfono es: 161-382.

Cordialmente,

imre kertész

Más información