_
_
_
_

Felipe González: “En España solo hubo la verdad de los vencedores”

El ex presidente del Gobierno acude a la emisión en Berlín del documental 'Llanos del Caudillo'

Berlín ha vivido este domingo una rara y emotiva tarde española que ha estado marcada por el pasado reciente, el presente y el futuro al que está enfrentado el país a causa del capítulo más violento que vivió España en el siglo pasado: la Guerra Civil y las consecuencias que aún tiene la tragedia en la sociedad española actual.

En un antiguo cine construido en el sector comunista de la capital, varios centenares de alemanes y españoles se dieron cita para presenciar el documental Los colonos del Caudillo, que relata la historia del pueblo construido por el Instituto Nacional de Colonización a comienzos de los años cincuenta y donde el recuerdo de Francisco Franco sigue presente para bien y para mal.

La proyección de la cinta realizada por la española Lucía Palacios y el alemán Dietmar Post fue recibida con una espontánea ovación por el público, que quiso premiar con aplausos un trabajo riguroso y no exento de humor que muestra la vida cotidiana del pueblo, que aún no logra ponerse de acuerdo para cambiarle el nombre a la localidad. En Llanos del Caudillo, donde el PSOE ha ganado en los últimos 30 años todas las elecciones municipales, quedan muchos habitantes que recuerdan con nostalgia la figura y obra del dictador.

La proyección fue la introducción a una mesa redonda que contó con la presencia de Felipe González; de Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica; y de Carlos Castresana, fiscal del Tribunal Supremo, que tuvieron la conflictiva misión de analizar las consecuencias que aun tiene la guerra civil y el triunfo de Franco en la sociedad actual.

El debate, moderado por el periodista alemán Harald Jung, que informó sobre España durante 20 años para los espectadores de la segunda cadena pública de televisión (ZDF), dejó al desnudo que España se incorporó al club de países democráticos europeos con el triunfo de González en 1982, no ha logrado eliminar la pesada herencia que dejó Franco y el movimiento en las instituciones, por ejemplo en el sistema judicial, y que tampoco ha sabido hablar con franqueza sobre su pasado reciente.

El documental de Lucía Palacios y Dietmar Post, aparte de mostrar que en un lugar de La Mancha siguen viviendo admiradores apasionados del Caudillo y enemigos acérrimos del dictador, también hace un repaso interesado de los hechos históricos desde que Franco llego al poder (los autores afirman, al igual que González, que fue una usurpación del poder), hasta la actualidad.

Con la cinta Llanos del Caudillo como telón de fondo, el jurista Castresana llegó a la conclusión de que España está inmersa en una crisis a a causa de lo que se hizo, y de lo que no, en los últimos 30 años. "La asignatura pendiente es el reconocimiento de las víctimas", ha asegurado, para añadir: "España tiene un défict en su Estado de derecho".

González, que fue presidente de España entre 1982 y 1996, ha admitido que el sistema judicial no se ha oxigenado durante la democracia y que los españoles no han logrado reencontrarse con su propia verdad: "Solo hubo la verdad de los vencedores y hasta ahora la derecha no quiere aceptar que Franco llegó al poder mediante un golpe de estado".

Emilio Silva también ha echado de menos un debate que tenga como meta elaborar el pasado franquista de España. "España es un país que no ha logrado hablar de su pasado", ha afirmado, una falta que puede ser corregida cuando la cinta Llanos del Caudillo se proyecte en los cines españoles.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_