Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wert confía en que la industria cultural sepa absorber parte de la subida del IVA

El ministro de Cultura, Educación y Deporte admite que el aumento afectará también al consumidor

El sector se aglutina en una asociación y "exige al Gobierno diálogo"

El ministro de Cultura, Educación y Deporte, José Ignacio Wert. Ampliar foto
El ministro de Cultura, Educación y Deporte, José Ignacio Wert.

Aumentarán los precios de los espectáculos culturales. Lo dejaban intuir el viernes algunos de los representantes de los principales sectores afectados: cine, teatro y música en directo. Y lo ha confirmado hoy el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. Una parte de la subida del IVA del 8 al 21%, aprobada por el Consejo de Ministros, "tendrá que ser trasladada (al consumidor)", ha asegurado Wert, antes de intervenir en los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid.

Lo que queda por entender, y que probablemente varíe según el sector y el espectáculo, será el porcentaje que asuma cada parte de la cadena de valor. De hecho, el ministro confía en que la industria cultural sepa combinar "de la forma más inteligente y más beneficiosa para la cultura española la posibilidad de absorber" la otra parte del IVA.

"Es evidente que la subida de impuestos en sí misma no es un elemento positivo. Se ha hecho porque se tenía que hacer, porque la situación de caída de los ingresos públicos ha llevado a eso", ha añadido Wert en la Universidad Complutense, tras una pregunta de los periodistas.

Horas después de las declaraciones del ministro el sector cultural español se ha reunido y ha acordado crear la Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural española que representa 4.000 empresas del sector y a más 150.000 puestos de trabajo directos. "Exigimos al Gobierno un diálogo urgente para que la cultura vuelva a gravarse con el IVA reducido", ha dicho Emilio Santamaría, representante de Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE). "Asumíamos como lógico el aumento del 8 al 10% y estábamos dispuestos a asumirlo porque somos conscientes de la gravedad de la situación, lo que no podíamos pensar es que nos cambiaran el IVA".

Esta nueva unión del sector cultural cree que la medida del Gobierno no aumentará la recaudación, sino todo lo contrario, "provocará la destrucción de empleo masiva en la industria cultural, sobre todo en la música, el más perjudicado, en dos años ha perdido el 80% del mercado", ha añadido Santamaría. "Lo que no puede ser es que Wert diga con esa naturalidad que lo asumamos". Los representantes de la Cultura han recordado que el resto de Europa se rige por el 10% de IVA, es decir, el tipo reducido y que este cambio en el caso español "afecta a la competitividad internacional y a la marca España".

Las asociaciones que se agrupan bajo estas nuevas siglas son: Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (FAETEDA), Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE), Federación de distribuidores cinematográficos (FEDICINE), Federación de Cines de España (FECE), Asociación de Promotores Musicales de España (APM), Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE), OPERA 21 (teatros, festivales y temporadas líricas), Asociación española de orquestas sinfónicas (AEOS), y el sector del circo representado en la APEAAC.

 "Esta subida es imposible de asumir. Si los precios suben, cerrarán el 70% de las salas al día siguiente, no habrá nadie que vaya al cine”, afirmó Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, la gran asociación de exhibidores de España. Y Emilio  Santamaría, presidente de Arte (Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo), le ofrece una clase de economía al ministro: "Si de cada 100 pesetas, 21 son para el IVA, 10 para la sociedad de autores, 5 para los portales de venta electrónica y luego hay que alquilar un teatro y hacer publicidad, que Wert calcule qué queda para el empresario".

El ministro sin embargo se ha mostrado más confiado y ha defendido que tiene "toda la esperanza" de que el IVA al 21% no vaya a suponer un perjuicio grave para las industrias culturales y creativas ni para los creadores. Aunque, al menos a juzgar por la reacción de Vince Power, organizador del FIB de Benicàssim, el daño sí sería significativo: el irlandés contaba ayer, entre la broma y la reivindicación, que piensa renombrar el festival como partido de fútbol para que no le afecte la subida del impuesto.