Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viuda de Stieg Larsson no escribirá el inacabado cuarto volumen de 'Millenium'

Eva Gabrielsson presenta en Barcelona su libro de memorias 'Millenium, Stieg y yo'

Eva Gabrielsson no finalizará el cuarto volumen de Millenium. Stieg Larsson había escrito unas 300 páginas del libro cuando falleció de un infarto en 2004, y las posibilidades de que sea su viuda quien lo complete parecen haberse esfumado por completo. "Hace un tiempo mi abogada alcanzó a un preacuerdo que, por suerte, no llegó a materializarse", ha afirmado Gabrielsson en la presentación de sus memorias, Millenium, Stieg y yo (Destino / Columna, en catalán) en la librería Bertrand de Barcelona. La escritora sueca dice sentirse aliviada de no tener que escribir el libro, ya que al final "solo hubiese quedado el nombre comercial de Stieg". "Fue un error por parte nuestra el hecho de aceptar esa propuesta", ha concluido.

Eva Gabrielsson vivió 32 años junto al periodista y escritor Stieg Larsson, pero al no formalizar su relación mediante el matrimonio, la ley sueca le impide cobrar un solo euro de los beneficios multimillonarios de la trilogía del escritor, valorados en 15 millones de dólares. Desde entonces, batalla con el padre y el hermano de su difunto compañero. "Heredé las malas relaciones de Stieg con su familia, y no pude cambiar esos lazos", y afirma que su interés es el de "gestionar el legado cultural que dejó". Cree que Larsson "hubiese sido un obstáculo ante a la actitud de su familia, pero ahora tienen vía libre para tirar y tirar", y desde el pasado junio el único diálogo entre ellos pasa por los tribunales. Respecto a la jurisprudencia sueca sobre las parejas de hecho, Eva afirma que "es bueno que la normativa no cambie por un capricho, pero en este caso los legisladores se han dormido", y cree que Francia o España son un ejemplo a seguir en este sentido.

Millenium, Stieg y yo plasma en 200 páginas las anotaciones de su diario personal. "La verdad es que escribía sin pensar, de manera inconsciente",aseguray dice que se vio en la necesidad de relatar ese diario al no poder afrontar lo que estaba pasando. "Cuando Stieg murió, todo el mundo empezó a hablar de él", y eso fue lo más doloroso de soportar: su presencia constante en el entorno y "llegar a casa y sentir el silencio absoluto". Aunque el libro sea muy personal, precisa Gabrielsson, "es en realidad universal porque todos nos enfrentamos a la pérdida de un ser querido".

Explica como nació una de las trilogías más exitosas de todos los tiempos. En un principio, Stieg Larsson escribía historias o secuencias muchas veces inconexas entre sí, y luego las "cosía" a su gusto o dependiendo de la historia. Dice Eva que en realidad, nunca comenzó a escribir Millenium porque nunca programó un plan de escritura previo. Al cabo de un tiempo, esas historias dieron pie a una escritura más continuada, y en dos años transcribió un total de 2.000 páginas. Afirma que Stieg Larsson trabajaba con pasión, tanto cuando escribía las novelas como si lo hacía para Expo la revista antifascista que fundó.

Tras la muerte del escritor, Eva escribe para sobrevivir "al menos un año". Y a lo largo del libro, afloran sus emociones y momentos muy personales de la larga relación en pareja. En el año 1977, el futuro autor de Millenium, que por entonces tenía 22 años, le escribió una carta que debía abrirse en caso de que falleciera. Viajaba a África para contactar con grupos guerrilleros etíopes, y estaba convencido que se acercaba su fin. "Al leerla décadas después, esta comunicación me ayudó a avanzar", explica, ya que el mismo Stieg le pedía que siguiera hacia delante pero sin olvidarlo.

La trilogía Millenium ha vendido tres millones y medio de ejemplares en España, y 40 en todo el mundo. Eva Gabrielsson no ha visto ni un euro de los derechos de autor, ni de toda la comercialización posterior que se ha hecho más allá de las novelas. En 2009 nació la iniciativa supporteva.com, que incita a los lectores de Millenium a donar dinero a la viuda de Stieg en función del número de volúmenes de la trilogía que hayan leído.