Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticos y guionistas apoyan al director del Festival de Sitges imputado por exhibición de pornografía infantil

Una asociación que agrupa al sector considera "sorprendete y desmedida" la imputación judicial

Los directores catalanes pertenecientes a la Asociación Catalana de Críticos y Escritores Cinematográficos (ACCEC) han mostrado su solidaridad y apoyo al director del Festival de Sitges, Àngel Sala, "que en estos momentos se ve sujeto a una sorprendente y desmedida imputación judicial" tras ser acusado de un delito de exhibición de pornografía infantil por permitir el pase de la película A Serbian Film en la última edición del certamen.

Mediante un comunicado, la ACCEC ha apelado a la libertad de expresión y afirmado que, en cualquier caso, solo deben exigirse responsabilidades a los artífices de las películas, porque no corresponde a los festivales de cine censurar las producciones.

Además, han defendido que la representación de conductas delictivas en los filmes de terror forma parte de la historia del cine, y que la exhibición en Sitges de la polémica película no debe verse más condicionada que en otros festivales.

Según defienden, "la confusión entre las imágenes fílmicas y la realidad solo puede entenderse desde un sorprendente desconocimiento del funcionamiento de las ficciones. Transferir el repudio sobre lo representado en el filme a la existencia, y difusión, de la obra implica un abuso interpretativo. La representación de hechos reprobables no hace reprobable al vehículo fílmico que los evoca, dado que aquéllos se dan en el plano de la ficción y por tanto en sí mismos no pueden causar ningún dolor".

En todo caso, la asociación reconoce que "puede ser recomendable que el espectador esté advertido sobre los rasgos del espectáculo al que asiste, pero en todo caso corresponde a su libre albedrío la decisión de contemplar o no esos filmes y no a otras instancias privadas o públicas que se arroguen la tutela de los espectadores mayores de edad".

Con esta declaración, la ACCEC se suma a otras realizadas por diferentes organismos, instituciones, asociaciones y demás colectivos en defensa de la libertad de expresión y de circulación de las manifestaciones artísticas, que en todo caso sólo deben implicar responsablemente a aquéllos que sean sus artífices, más allá de su propia valía artística.