Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El discurso del rey', el triunfo del boca en boca

En España la principal favorita a los Oscar ha tenido unos impresionantes resultados económicos basados en un estreno muy inteligente y sosegado

Cuando mañana Steven Spielberg abra el sobre y lea el nombre de la mejor película para los académicos de los Oscar, mucha gente saltará de alegría y otra mucha empezará a hacer cuentas sobre lo que supone llevarse esa estatuilla. Si como todo apunta, la elegida es El discurso del rey, en muchos países comenzarán inmensas campañas de promoción de la película. Pero eso no ocurrirá en España. Aquí El discurso del rey ha entrado en su décima semana en cartel, con unos resultados en taquilla dignos de estudio. Durante las primeras nueve semanas, el drama histórico de Tom Hooper nunca ha bajado de los 3.000 euros por copia de media en las salas, una cifra muy buena en su estreno, y espectacular según avanzaban las semanas. Nunca han superado las 150 pantallas, una cifra mediana-baja; para comparar, Enredados está en 515 salas y Valor de ley, el western de los Coen, en 272.

Ignacio Segura, director general de DeAPlaneta, su distribuidora en España, explica que compraron la película hace un año en el mercado del festival de Berlín: "Nos gustó el guion y nos enseñaron un par de minutos de metraje en los que se veía a Colin Firth y a Geoffrey Rush frente a frente. Nos gustó y la compra fue mediana en precio, no cara como por ejemplo ha sido nuestro último estreno, Saw VII". Por cierto, Harvey Weinstein, que ha hecho de este largometraje su apuesta principal para la gala de mañana, aún no había entrado en el negocio de El discurso del rey. A partir de ahí, una duda: ¿merecía la pena esperar a la temporada de premios, como la misma DeAPlaneta hizo con En tierra hostil, ganadora del Oscar a la mejor película el año pasado, o se le jugaban en Navidades? "El ruido mediático arrancó en septiembre en Toronto; allí vimos que podíamos tener una carrera de premios. Pero en Navidades hay una oferta grande de cine familiar y muy poca para los cinéfilos urbanos. Incluso los Weinstein nos recomendaron esperar. En cambio lo vimos claro". Antes incluso que en el Reino Unido, y a la vez que otros países europeos como Grecia, el miércoles 22 de diciembre se estrenó en España El discurso del rey con 110 copias y el primer fin de semana hizo 400.000 euros. "No quisimos salir a romper el fin de semana", confiesa Segura. "Apostamos por el de boca en boca, por aguantar con su calidad el periodo entre Navidad y las semanas de premios como los Globos de Oro. Y decidimos no aumentar mucho el número de copias, a pesar de que muchos cines nos las reclamaban: premiamos la fidelidad de los cines que la proyectaban". Hace años este lanzamiento sosegado era más habitual, hoy solo películas con menos de 70 copias -normalmente de autor- aguantan tanto tiempo; las de más de 200 copias van a romper en tres días y desaparecer después.

Nueve semanas después, con 6,5 millones de euros acumulados, las cosas no van a cambiar si ganan el Oscar. "Lanzaremos unas 30 copias más, aunque no nos volveremos locos. Es cierto que somos una distribuidora de cine más comercial, pero cada año sacamos tres o cuatro títulos así, con más intención, y los cuidamos". En esa línea, DeAPlaneta ha adquirido El conspirador, de Robert Redford.

¿Es El discurso del rey el filme que más alegrías ha dado a Ignacio Segura? "No ha sido la más taquillera, que ese record lo tienen los dibujos animados de Planet 54, con 12 millones de euros, pero sí es cierto que es la que me ha hecho más feliz. Creo que incluso podríamos llegar a los 9 millones de euros". A esperar cómo se da la faena mañana domingo.