Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Alhambra aún guarda sorpresas

La restauración del patio de los Leones descubre un posible palacio anterior

La restauración del patio de los Leones de la Alhambra, que ha incluido el desmontaje de la fuente símbolo del conjunto monumental granadino, ha permitido que, por primera vez, se excave en el patio y confirmar así la teoría de que el palacio del siglo XIV se levantó, posiblemente, sobre otro anterior.

"Es la primera vez que se interviene en este espacio con metodología arqueológica, lo que va a permitir la documentación y la preservación de elementos y materiales encontrados, a la vez que constatar que el palacio actual se asienta sobre estructuras de construcciones previas", informó ayer el Patronato de la Alhambra y Generalife (PAG) en una nota, tras desconvocar una conferencia de prensa prevista para ayer para presentar el resultado de la tercera y última fase de las intervenciones.

"En el transcurso de la intervención, se están recuperando también abundantes fragmentos cerámicos y restos constructivos que procederían de una construcción anterior en la que se asienta el palacio de los Leones, también conocido como palacio del Riyad Al-Saíd o Jardín feliz", continúa el comunicado.

Los trabajos de reconstrucción del circuito hidráulico se están centrando en la restauración de las fuentes y canales de retorno y la renovación de la red de acometida. Además, está previsto el filtrado y la cloración del agua, responsable de buena parte del deterioro que han sufrido los leones; así como su tratamiento térmico para impedir su congelación en invierno.

Según el patronato, la intervención que está llevando a cabo el Servicio de Conservación finalizará a lo largo de 2011 y los 12 leones podrán volver a su lugar. La excavación se está realizando mediante sondeos y control de movimientos de tierras, y está centrada en la verificación de los restos preexistentes a la construcción del emblemático palacio, levantado en la segunda mitad del siglo XIV por Muhammad V.

La excavación cuenta con la supervisión del catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Granada, Antonio Malpica, y el arquitecto Pedro Salmerón, responsable de la dirección de obra del circuito hidráulico de la fuente. La comisión científica está integrada, además, por el arquitecto conservador del PAG, Francisco Lamolda, y el asesor técnico de arqueología del PAG, Jesús Bermúdez; mientras que el equipo técnico lo forman los arqueólogos Ángel González y José Domingo Lentisco.

Esta actuación arqueológica está asociada al proyecto de renovación y reconstitución del circuito hidráulico de las fuentes de este sector palatino, deteriorado fundamentalmente por la escasa calidad del agua y las deficiencias en las infraestructuras.