Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El vino vuelve a la Alhóndiga

El centro de ocio bilbaíno acoge el salón Enolia, dedicado a los caldos y al aceite - Setenta bodegas y 15 almazaras exhiben sus productos

El consumo de vino en los hogares españoles supuso el año pasado una cifra de negocio de 1.118 millones de euros, un 2,2% más que el ejercicio anterior, y un volumen de 454 millones de litros, un 2,5% más que en 2009, gracias al auge de los caldos con denominación de origen y la estabilidad de los de mesa. Los datos corresponden al Observatorio Español del Mercado del Vino, a partir de información del Ministerio de Medio Ambiente. Cantabria es, con 17,7 litros por persona y año, la comunidad que más vino demanda, según un estudio de la empresa pública Mercasa. Le siguen Baleares (15 litros), Asturias (13,2), Cataluña (13,1) y Euskadi (11,7). Muy lejos quedan los 50 litros anuales que cada francés bebe por término medio.

La feria dejó espacio para el agua, la cerveza o un maridaje de cava y caviar

La cita se repetirá en Vitoria el 21 de febrero y en San Sebastián el 4 de abril

Las bodegas se quejan de que el consumo no pasa por su mejor momento. Por ello, aprovechar citas como el salón Enolia, celebrado en la Alhóndiga bilbaína, en su día histórico almacén de vinos de la ciudad, resulta fundamental. "El consumo ha bajado porque crecen las bodegas, cada vez hay más vinos y las tendencias también han cambiado", apunta Roberto Ortiz de Pinedo, representante de la bodega Casa Primicia de Laguardia. "Cada vez se empieza a beber vino más tarde y muchas veces los mayores deben limitar su consumo por indicación del médico", añade.

Tras haber cubierto una decena de ediciones en el Guggenheim, el salón Enolia estrenó espacio en la Alhóndiga, donde acudieron cientos de profesionales del sector del vino y el aceite. Los organizadores esperaban que la cita atrajese durante todo el día a unas 2.500 personas.

Setenta bodegas, 15 almazaras, una empresa de caviar y dos de jamón se reunieron para presentar sus novedades, acercar sus productos a clientes potenciales y reforzar sus marcas.

Y quedó espacio para marcas de agua y cerveza alemana e incluso para el caviar, con una cata de Imperial Baeri maridada con cava.

¿En qué hay que fijarse al degustar este manjar que puede llegar a costar 10.000 euros el kilo? "El grano debe estar entero, y su olor es dulce y suave. Ya en la boca, la textura debe ser grasa y tener un retrogusto a castaña cruda", explica Sonia Galtié, de la empresa Acipenser, que distribuye este selecto producto.

Los productores de aceite de oliva Doña Victoria, de Jaén, Antonio y Eustaquio Campos, organizaron una cata de las tres variedades que comercializan: picual, arbequina y un coupage de ambos. Hosteleros y particulares mojaban pan en los platos para después "lavarse el paladar" con trozos de manzana verde.

Cerca de allí, Antonio Haro, ayudante de cocina en un bar de Muskiz, se felicitaba por este tipo de citas, pero declaraba su fidelidad invariable por su vino habitual: "Si gusta a los clientes, ¿por qué cambiar?". Enolia se celebrará en Vitoria el 21 de febrero y en San Sebastián el 4 de abril.