Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aponiente merece un viaje, según 'The New York Times'

El diario escoge diez restaurantes del mundo para un peregrinaje gastronómico en 2011

"En el exclusivo mundo de los grandes chefs de Europa y América, Ángel León está ganando respeto". Así habla The New York Times sobre el cocinero gaditano de 33 años, cuyo restaurante de El Puerto de Santa María acaba de obtener una estrella en la guía Michelin 2011. El diario estadounidense destaca "la insaciable inventiva" del cocinero (que usa algas, plancton y charcutería marina), su atención a la pesca sostenible y su especialidad en pescados locales.

Según el reportaje que firma Gisela Williams sobre los diez restaurantes del mundo adonde merece la pena tomar un avión y lanzarse al peregrinaje gastronómico, los dos lugares españoles imprescindibles serían Aponiente y Tickets, la nueva aventura culinaria de los hermanos Ferran y Albert Adrià. El NYT avisa que a pesar del cierre temporal de elBulli, "el público de culto de este aclamado restaurante no está abandonado", y que compensa desplazarse a Barcelona a conocer "el bar de tapas contemporáneas Tickets", que comparte "un escenario teatral" en un amplio local del Paralelo con la coctelería 41º.

En el periplo de turismo gastronómico que propone a sus lectores el periódico neoyorquino incluye también Dinner, el restaurante a punto de abrirse frente al Hyde Park de Londres donde Heston Blumenthal (The Fat Duck) recuperará recetas del siglo XIV en una cocina con los aparatos que se utilizaban en los palacios británicos.

Mirazur, un rincón de la Riviera Francesa (en Menton) devoto de lo mediterráneo, con el argentino mauro Colagreco al frente.

Benu, el restaurante de San Francisco donde Corey Lee desarrolla lo aprendido con el gran chef Thomas Keller en The French Laundry.

El nuevo Momofuku de Sydney, parte del imperio del neoyorquino de moda David Chang.

André, el establecimiento afrancesado del Chinatown de Singapur donde oficia André Chiang.

Garzón, en la ciudad uruguaya del mismo nombre, es al parecer de visita obligada para los amantes de la carne. La personalidad en la brasa la pone el chef argentino Francis Mallmann.

Willows Inn, en la pequeña isla de Lummi (a dos horas de Seattle en coche y ferry) es otro destino recomendado. El chef de 24 años Blaine Wetzel, hijo culinario de René Redzepi, ha trasladado a EEUU el espíritu del Noma.

The New York Times no olvida lo que tiene al lado y también recomienda tomar un tren a Long Island para comer en M. Wells. Allí Hugue Dufour sirve "una celebración" de platos de Montreal y del recetario estadounidense.