Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Béjart, Duato, Ullate, Aguirre y la Danza

Una celebración, entre el cine y el ballet, del Día Internacional de la Danza.- Nacho Duato, Víctor Ullate y la directora de cine Arantxa Aguirre colaboran con EL PAÍS para reivindicar este arte.

En el Día Internacional de la Danza, vuelve a la memoria el genio de Maurice Béjart. El creador del Ballet del Siglo XX murió hace tres años dejando huérfana una de las mejores compañías de danza del mundo. La directora de cine Arantxa Aguirre ha realizado el documental El esfuerzo y el ánimo -que hoy se proyecta en Zaragoza- donde analiza el futuro de la compañía que se decidirá a finales de este año.

EL PAÍS celebra este día con la colaboración exclusiva de Víctor Ullate y Nacho Duato , así como la directora del documental. Recuerdan al genio y analizan un arte que hoy está de enhorabuena.

Maurice (Berger) Béjart, que falleció el 22 de noviembre de 2007 a los 80 años en un hospital suizo, nació en Marsella el 1 de enero de 1927, hijo del filósofo y ensayista Gaston Berger, estudioso de China y de las filosofías orientales. Empezó a estudiar ballet en una escuela local marsellesa, antes de trasladarse a París. Allí tomó clases con Lubov Egorova, Madame Rousanne y Nora Kiss, haciendo sus primeros viajes a Londres para estudiar con Vera Volkova. En 1946, Léo Staats le abre las puertas de sus cursos en París y comienza a bailar como solista y partenaire ocasional de Solange Schwarz, Janine Charrat e Ivette Chauviré. Así lo contaba Roger Salas en el obituario del genio publicado por EL PAÍS.

Béjart, uno de los genios del la danza, creó el Ballet del Siglo XX con el que llevó a cabo obras que han sido alabadas por el mundo de la danza como Mozart Tango o La Consagración de la Primavera. Cuando Béjart murió dejó sin rumbo a su compañía. El Ballet Béjart Lausanne financiado en su mayoría por el Ayuntamiento de la ciudad Suiza. A finales de este año se cumple el plazo para que el heredero de Béjart, el bailarín Gil Roman, siga recibiendo esos fondos y se asegure el futuro de la compañía.

Arantxa Aguirre aborda esta lucha desesperada de un grupo de bailarines empeñados en seguir adelante tras la muerte de quien fue su guía y su estrella. El director de la Compañía de danza de la Comunidad de Madrid, Víctor Ullate y el dicrector de la Compañía Nacional de Danza, Nacho Duato (ambos trabajaron con Béjart) narran para EL PAÍS cómo fue su relación con el genio y celebran el Día Internacional de la Danza mostrando su visión de la situación de esta expresión artística en España.

El documental El esfuerzo y el ánimo de Arantxa Aguirre puede adquirirse en la web: www.lopezlifilms.com